La Dra. Susana Munuaín tiene 71 años, vive en Capilla del Señor y se recibió en julio de este año. “Su matriculación es un ejemplo muy inspirador para todos los colegas y los vecinos de nuestro Departamento Judicial”, señaló el Presidente del CAZC, Marcelo Fioranelli.

“Me crié en el campo, en Gobernador Andonaegui, Partido de Exaltación de la Cruz, junto a mis padres y mis hermanos. El colegio más cercano lo teníamos a 30 kilómetros, por lo que tuve que abandonar los estudios secundarios y me quedó esa asignatura pendiente. Después me casé, tuve tres hijos, mi familia pasó a ser mi prioridad y nos mudamos a Capilla del Señor. Mi marido falleció cuando mis hijos eran chicos, y una vez que crecieron e hicieron su vida, pude retomar la secundaria. La abogacía vino después. Terminé la secundaria a los 48, y lo único que sabía era que quería seguir estudiando”, dice Susana Munuaín (71) quien este martes se matriculó en el Colegio de Abogados Zárate Campana.

publicidad.jpg

Inició la carrera de Derecho cuando tenía 60 años. Se recibió en julio pasado a fuerza de pura resiliencia, mientras nunca dejó de trabajar. “Comencé a viajar a Zárate y en la delegación de la Universidad de Lomas de Zamora rendí 25 materias. Es decir, más de la mitad de la carrera, pero tuve un accidente automovilístico sobre la Ruta 193 mientras iba a cursar y desistí, no quería viajar más. Una amiga me convenció para que insista y me anoté en la Kennedy. Si bien pude cursar de manera virtual gran parte de la carrera, la verdad es que me reconocieron sólo 12 materias de las 25 que tenía aprobadas en la de Lomas… en total me llevó 10 años y entre las dos universidades, 54 materias”.

Susana es madre de Facundo, Andrea y Marcela Noriega. Esta última también es abogada y matriculada en el Colegio de Abogados Zárate Campana (CAZC). Fue la propia Marcela quien le tomó el juramento de rigor previo a la matriculación que habilita a Susana a ejercer el Derecho.

“El caso de Susana y Marcela no es frecuente, prácticamente inédito para nosotros… sí se han dado casos en los que colegas le han tomado la jura a sus hijos, lo cual es ya de por sí muy emocionante. Pero además, teniendo en cuenta su edad y cómo no se amilanó luego del accidente, que además estudió sin dejar de trabajar, creo que no me equivoco en decir que su matriculación es un ejemplo muy inspirador para todos los colegas y los vecinos de nuestro departamento judicial, en particular para los de Exaltación de la Cruz, claro está, pero para los de Escobar, Zárate y Campana también”, señaló al respecto el Dr. Marcelo Fioranelli, presidente del CAZC y concluyó: “No pierde el tiempo: el mismo día de la jura ya se anotó en la Comisión de Jóvenes y Nóveles profesionales del Colegio”.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*