El Secretario General de la UOM encabezó una Jornada de Integración Sanitaria, de la que participaron profesionales responsables de los centros de salud de las distintas seccionales, y autoridades sanitarias de Nación y Provincia. “La necesidad de poner de pie a nuestra obra social es uno de los desafíos más difíciles que tenemos que afrontar” aseguró el dirigente.

Con la mirada puesta en el fortalecimiento del Sistema de Salud Metalúrgico, la Unión Obrera Metalúrgica llevó a cabo una Jornada de Integración Sanitaria, donde se abordó una agenda de temas que involucró la actualidad del sistema de salud metalúrgico, las oportunidades para la integración sanitaria, y los desafíos de la asistencia social.

El encuentro estuvo encabezado por el Secretario General de la UOM, Abel Furlán, y contó con la presencia de importantes referentes sanitarios tanto de Nación como de Provincia, como el Ministro de Salud de la Provincia de Bs. As., Dr. Nicolás Kreplak, el ex Ministro de Salud de la nación y actual Diputado Nacional, Dr. Daniel Gollán, y demás autoridades, secretarios generales de las distintas seccionales, y responsables médicos de los diferentes sanatorios que la UOM tiene en el País.

“Compartimos las mismas dificultades que el conjunto del movimiento obrero, y también que los efectores públicos y privados, con plena conciencia que la necesidad de poner de pie nuestra obra social es uno de los desafíos más difíciles que tenemos que afrontar”, aseguró el líder metalúrgico respecto a la situación del sistema de salud, el cual hoy “tal y como está, alienta al sálvese quien pueda”, y destacó el concepto de integración entre efectores de salud, algo en lo que ya se trabaja “pensando soluciones al problema que compartimos todos”.

“La historia de que cuando recuperamos salario las prepagas se llevan nuestros recursos, y cuando vienen los malos tiempos los afiliados vuelven a las obras sociales que habían quedado empobrecidas, ya la conocemos”, señaló, y adelantó que está impulsando también en el seno de la CGT, la necesidad de preservar en la obra social sindical los recursos de los trabajadores.

“Tenemos el desafío de mirarnos para adentro y encontrar mejores modelos de gestión para fortalecer el sistema de salud metalúrgico. Yo no tengo soluciones mágicas, pero asumo el compromiso junto a todos mis compañeros del Secretariado Nacional, de explorar todos los caminos que nos ayuden a tener una obra social más justa, más igualitaria, que haga sentir a la familia metalúrgica que los estamos cuidando, y que sea orgullo de nuestros compañeros y compañeras”, concluyó.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*