Se cumplieron cinco años de la inauguración del Hospital de Salud Mental y Adicciones «Papa Francisco», un espacio sin precedentes en el partido de Escobar, que abrió la gestión municipal de Ariel Sujarchuk para reivindicar la salud como un derecho.

Actualmente, el hospital atiende unas 7.000 consultas mensuales y cuenta con dos áreas -salud mental y adicciones-, que trabajan con un equipo interdisciplinario compuesto por psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, abogados, operadores socio-terapéuticos y acompañantes terapéuticos. Asimismo, se llevan adelante talleres de oficios con el objetivo de brindar herramientas laborales a los participantes.

Así, el municipio busca afianzar la política sanitaria abordando la salud desde una visión integral, que abarca la prevención, el tratamiento y la reinserción social de las personas rehabilitadas.

publicidad.jpg

En el día de la celebración del 5° aniversario del nosocomio, estuvo presente el intendente interino, Carlos Beto Ramil, acompañado de vecinos, pacientes y profesionales de la salud. «Desde el comienzo de la gestión de Ariel Sujarchuk tenemos la certeza de que, como nos enseñó la inolvidable Evita, donde hay una necesidad nace un derecho. Es por eso que, además de ocuparnos de su salud integral, llevamos adelante talleres de oficios con el objetivo de brindarle a los y las concurrentes herramientas para facilitar su inserción al mundo laboral actual», explicó Ramil

Por otro lado, el intendente interino aprovechó el momento para agradecer a cada persona que forma parte del Hospital Municipal “Papa Francisco” «por el trabajo que desarrolla día tras día, con amor y empatía, sabiendo que, gracias a sus cuidados en estos cinco años, miles de escobarenses pudieron salir adelante y sentar las bases para un futuro mejor».

Compartila en las redes