Con el objetivo de mejorar el tránsito y la conectividad en todo el distrito, el intendente interino Beto Ramil firmó un decreto para instar a los barrios cerrados a reglamentar la situación de los camiones de proveedores y prestadores de servicio, empresas de la construcción, y vehículos particulares que durante su período de espera para gestionar el ingreso a los distintos predios obstruyen la circulación vial.

La medida incluye no sólo a barrios cerrados o privados sino a otros conjuntos inmobiliarios como clubes de campo o náuticos, parques industriales, empresariales y cualquier emprendimiento urbanístico.

Según establece el decreto, en un plazo de 30 días los conjuntos inmobiliarios “deberán arbitrar los medios y realizar las obras y procedimientos internos a fin de evitar la obstrucción de la vía pública, ya sean calles, avenidas o rutas”. Asimismo, el decreto establece que la medida será instrumentada por la Agencia Municipal de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial, que también se ocupará de brindar asesoramiento y colaboración a los titulares de dichos conjuntos inmobiliarios para el cumplimiento efectivo de la nueva reglamentación.

publicidad.jpg
Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*