Charles Darwin (1809 – 1882), es conocido por su vida revolucionaria e ideas innovadoras que, tranquilamente, complementan a sus principales aportes a la ciencia, tal el caso de su “teoría de la evolución”, transformando así la forma de entender el mundo natural.

Algunas de sus contribuciones al mundo de la biología, han llegado a provocar una verdadera revolución, tal el caso de, “todos los seres vivos partimos de un antepasado común; la selección natural es el mecanismo que permite la evolución; las especies no se mantienen estáticas en el tiempo, evolucionan”; además puso fin a la concepción de que el ser humano es centro de todas las cosas (puso fin al antropocentrismo).

Los descubrimientos de este naturalista y geólogo inglés son considerados como los más importantes de la historia de la biología. Fueron muchas sus observaciones estudios y experimentos por él desarrollados en la naturaleza y que lo llevaron a plantear sobre la vida, la evolución y la humanidad. 

Los trabajos de Darwin se enfocan en la reflexión desde el punto de vista conceptual, filosófico, cultural y científico. Sobre este último se destaca el valor de la observación, que siempre tiene una carga teórica. 

publicidad.jpg

A bordo del HMS Beagle, un bergantín de la clase Cherokee de la Marina Real británica, en 1831 Darwin emprendió un viaje de cinco años, y en otros casi treinta posteriores, se dedicó al estudio prolongado de sus notas de campo y reflexionando sobre sus datos. Si bien había sido contratado como naturalista para examinar la costa de Sudamérica, su curiosidad por las ciencias naturales hizo que comenzara a recoger muestras de animales, plantas, rocas y fósiles que encontraba en la región. Con su posterior análisis, pudo comprender cómo evolucionan los organismos a lo largo de las generaciones, además de convencerse del fenómeno de la selección natural, que declara que “sólo sobreviven los más aptos”.

Las investigaciones de Darwin cambiaron la visión del mundo sobre la evolución, la selección natural y la comprensión de los seres humanos y otras especies. En ellos se mencionan los impactos en la sociedad actual y en la investigación en varios campos, esclareciendo los usos y abusos de la teoría evolutiva. También hizo que la gente comprendiera que el planeta era mucho más antiguo de lo que se creía en aquella época. 

A lo largo de su vida, Darwin llegó a escribir 53 diferentes libros sobre sus estudios, destacando El origen de las especies, La formación del moho vegetal por la acción de los gusanos, La descendencia del hombre y La selección en relación con el sexo.

Charles Darwin fue un hombre adelantado por su tiempo. Hoy en día sus opiniones siguen inspirando a la comunidad científica; incluso algunas de las citas más perspicaces de este gran hombre, que aquí mencionamos.

  • No es el más fuerte de la especie el que sobrevive, ni el más inteligente el que sobrevive. Es la que se adapta mejor al cambio.
  • Siempre somos lentos en admitir cualquier gran cambio del que no vemos los pasos intermedios.
  • Si la miseria de los pobres no es causada por las leyes de la naturaleza, sino por nuestras instituciones, grande es nuestro pecado.
  • El rubor es la expresión más peculiar y más humana de todas.
  • La etapa más alta posible de la cultura moral es cuando reconocemos que debemos controlar nuestros pensamientos.
  • Acabar con un error es un servicio tan bueno, y a veces incluso mejor, que el establecimiento de una nueva verdad o hecho.
  • Si tuviera que volver a vivir mi vida, me habría propuesto leer poesía y escuchar música al menos una vez a la semana.
  • Un hombre que se atreve a perder una hora de tiempo no ha descubierto el valor de la vida.
  • Dejamos de buscar monstruos debajo de la cama cuando nos dimos cuenta de que estaban dentro de nosotros.
Claudio Valerio
@Valerius
Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*