Bomberos voluntarios de la localidad correntina de San Miguel luchan desde mediados de diciembre contra los incendios forestales que ya consumieron cerca de 900 mil hectáreas en el norte de la provincia, mientras aguardan la llegada de la autobomba que recibirán como parte de la campaña solidaria del influencer Santiago Maratea y recursos financieros del Gobierno nacional.

El cuartel, compuesto por nueve bomberos y once aspirantes, ya había tomado conocimiento público el mes pasado cuando lanzaron una campaña para financiar la reparación de la única camioneta de la que disponen.

El secretario del cuartel, Miguel Angel Quiroz, que además es vicerrector de la Escuela de Familia Agraria (EFA) «Ñande Rogar» que se abrió para alojar a los brigadistas, afirmó en diálogo con Télam que «todos los muchachos y las chicas del cuartel trabajan todos los días todo el día para apagar estos incendios desde mediados de diciembre. Les sobra corazón, pero es muy difícil sin las herramientas adecuadas».

«Cuando empezaron los incendios pedimos a la gobernación una camioneta, pero nos dijeron que no la podían costear. Después pedimos que al menos nos ayuden con el arreglo de la camioneta que tenemos parada, son unos 170 mil pesos, y nos dijeron que tampoco se podía. Lo que hicieron fue enviar una camioneta con una cisterna a la comisaría con la consigna de que quede a cargo del comisario y que la maneje un policía, lo que a veces dificulta la tarea», apuntó.

El bombero sostuvo que «con la campaña en redes sociales conseguimos sumar en donaciones los 170 mil pesos para arreglar la camioneta y como el mecánico es un bombero de otro cuartel que nos donó su trabajo y un empresario conmovido nos llamó para cubrir el arreglo, pudimos con esa plata avanzar un poco en la construcción del cuartel, que lo venimos haciendo como podemos».

«Un día que estábamos apesadumbrados porque sentíamos que todos los esfuerzos que hacíamos no generaban una mejora en la situación nos llegó el llamado de Santiago Maratea que nos anunciaba la donación de la autobomba, y todos saltamos de alegría. Sabemos que recaudó fondos para 11 autobombas y que arregló con Toyota, ahora estimamos que en poco más de un mes las va a traer a varios cuarteles de la provincia porque primero las tiene que equipar», destacó.

Quiroz agregó que «a nivel provincial se está gestionando una asignación para las personas que son bomberos voluntarios, en nuestro cuartel el jefe es agente penitenciario, hay un comerciante que pone más plata para los bomberos que para su casa y el resto vive de changas, sería muy importante», agregó.

«También estamos tratando de regularizar la situación del cuartel frente al Gobierno nacional, porque la comisión directiva anterior quedó adeudando rendiciones, y eso nos limita para acceder a fondos nacionales. Creemos que a partir de esta emergencia van a facilitar esa regularización», estimó.

Con dos camionetas prestadas, los bomberos de San Miguel continuaban este viernes la lucha contra el fuego, mientras charlaban entre ellos soñando lo que podrían hacer cuando les llegue la nueva autobomba.

(Télam)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*