La secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad, Cecilia Merchán, presentó su renuncia «indeclinable» al cargo que depende del Ministerio de Mujeres, Genero y Diversidad que encabeza Elizabeth Gómez Alcorta, y afirmó que «seguirá aportando con amor y responsabilidad al proyecto feminista y popular».

Cabe destacar que Merchán junto a Gómez Alcorta, habían denunciado penalmente a Manzur en 2019 «por negarle a una niña de 11 años violada por la pareja de su abuela el derecho a la interrupción legal del embarazo», según la ahora ex funcionaria publicó en ese momento en su perfil de Facebook.

«Comparto el texto de mi renuncia al cargo de secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad. Seguiré aportando con amor y responsabilidad al proyecto nacional, feminista y popular. Donde me encuentre, solo estaré atada a los sueños y desafíos colectivos», indicó Marchan en un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

publicidad.jpg

En el texto de su renuncia que difundió en las redes sociales, Merchán agradece a los funcionarios del ministerio y aseguró que esa cartera «es producto de la lucha del movimiento de mujeres y LGBTI+ y de la histórica decisión política de nuestro gobierno nacional».

“Se inicia un nuevo tiempo, con nuevos desafíos que requieren de una renovación de fuerzas e impulso generador de transformaciones. El movimiento de mujeres y LGBTI+ tiene sobrada energía y capacidad para consolidar los objetivos logrados y los muchos que aún quedan pendientes”, apuntó la exfuncionaria.

En ese sentido, remarcó: «De aquí en adelante seguiré siendo parte de la construcción de un modelo nacional, popular y feminista desde otros espacios militantes con mis convicciones intactas”.

El caso que disparó la denuncia contra Juan Manzur como gobernador de Tucumán ocurrió en febrero de 2019, cuando la niña Lucía, de 11 años, sufrió la violación de su abuelastro y quedó embarazada. La víctima había pedido la interrupción legal del embarazo (ILE), pero el Estado provincial se negó durante mucho tiempo y después de muchas dilaciones accedió al pedido, pero la gestación estaba avanzada y tuvieron que practicarle una cesárea. El bebé murió a los pocos días, aquejado por problemas respiratorios severos.

En ese momento, Elizabeth Gómez Alcorta junto a referentes feministas del Frente Patria Grande impulsaron una denuncia penal contra el entonces gobernador Juan Manzur, por obstruir el acceso al aborto legal de la niña tucumana que había sido agredido sexualmente.

(Télam/Infobae)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*