A pesar de las múltiples bondades que la clase política local enumeran en el proyecto de construcción de una cárcel detrás del Cementerio de Escobar, gran cantidad de vecinos se reunieron en las inmediaciones del municipio para expresar su rechazo.

El pasado sábado se llevó adelante una asamblea vecinal en la que los vecinos expresaron su total desacuerdo con el proyecto de construcción de una cárcel en terrenos linderos al cementerio de Belén de Escobar, que fue votado afirmativamente por la mayoría de los concejales en una asamblea en el Concejo Deliberante.

publicidad.jpg

Durante la mañana del lunes se realizó una manifestación en repudio a esta iniciativa frente al Palacio Municipal, que fue convocada a través de redes sociales por grupos vecinales, y que tuvo además la presencia de medios nacionales como América TV y TN.

Si bien al término de la protesta algunos representantes de los vecinos fueron recibidos por el Secretario de Gobierno, Javier Rehl, el Secretario de Seguridad Nicolás Serruya y la candidata a concejal Guazzaroni, los vecinos manifestaron que «comenzaron a explicarnos sobre las bondades del proyecto y nosotros les leímos los puntos que figuran en el petitorio, es decir nuestro desacuerdo con su construcción», y continuaron comentando que «hubo algunas incongruencias pues ahora hablaron de más de 100 reclusos los que albergaría el lugar, cuando antes habían hablado de 88. Nos dijeron que ahora pueden poner a dos personas en cada celda».

Además se solicitó la nulidad de esta ordenanza ya que «contempla el frente sobre la calle Gélvez para lo cual habría que pasar por encima o sacar tumbas del cementerio», afirmaron, «lo cual sería un horror», según manifestaron los vecinos autoconvocados.

Sin embargo, las autoridades municipales consideraron “prejuiciosa y subjetiva” la posición de los vecinos, que simplemente defienden el lugar donde viven. Ante la insistencia, los funcionarios se comprometieron a “pensar una solución”.

Más tarde, los vecinos se trasladaron a la Defensoría del Pueblo donde fueron atendidos por su flamante titular, Guido Messa, quien se comprometió en “controlar” el proceso. Además, iniciaron un expediente con el reclamo en el que los manifestantes pudieron agregar las firmas de quienes votaron en contra de la ordenanza mediante la página https://www.change.org/p/escobar-sin-c%C3%A1rcel-arielsujarchuk-kicillofok, que aún sigue vigente para votar.

También se evalúa solicitar un recurso de amparo en la Justicia.

Los manifestantes sostienen que «esto no solo perjudica al barrio en que se construirá, sino a todos los pobladores de Belén de Escobar. No está lejos del centro. Hay escuelas cerca. Estará en un centro urbano, con gran densidad de población. Acá no hay cloacas, agua corriente, la electricidad es un desastre, y quieren construir una cárcel en un lugar donde no hay ni siquiera infraestructura», y expresaron que «no se entiende que en un distrito como el de Escobar, ubicado en la periferia del conurbano bonaerense y rodeado por tanto campo, que se aprecia cuando vamos en dirección a Campana, quieran construir una cárcel en una zona poblada y cercana a la cabecera del distrito».

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*