Según el registro del OFDPN, desde enero hasta junio de 2021 se cometieron 137 femicidios, que incluyen 112 femicidios directos, 14 vinculados (10 niños/hombres, 3 niñas/mujeres y una persona trans), 6 personas Trans y 5 suicidios feminicidas.

Este observatorio fue el creador del primer registro de femicidios en incluir los casos y desarrollar el concepto de “suicidios feminicidas”, e insiste en visibilizarlos. Se producen cuando las mujeres se quitan la vida como consecuencia de los abusos sistemáticos y la violencia de género que vivieron. La cantidad de suicidios feminicidas se ha incrementado desde que se comenzó con su registro: en 2019 se registró 1 caso de suicidio feminicida hasta junio, en 2020 se registraron 2 casos en ese mismo período y en lo que va de 2021 ya se registraron 5 casos de suicidio feminicida.

publicidad.jpg

El promedio sigue siendo alarmante, con 5 femicidios por semana, y a esta cifra se deben sumar las víctimas colaterales: 82 niñas y niños se quedaron sin sus madres víctimas de femicidio en la primera mitad de año, y algunos de estos menores fueron testigos presenciales de la muerte de sus mamás.

En el 64% de los casos, el hecho ocurrió en la vivienda de la víctima o el domicilio compartido con el victimario; y el femicida fue, en el 56% de los casos, la pareja o expareja. En el 9% el femicidio fue cometido por un familiar, el 25% fue cometido por un conocido, mientras que solo el 7% de las víctimas no conocía a su victimario.

A pesar de que algunas de estas mujeres habían tenido acceso a la justicia, ya que 25 de ellas había realizado al menos una denuncia por violencia de género, igualmente fueron asesinadas.

Se detectaron 14 víctimas menores de 18 años, 3 de esas niñas y adolescentes se suicidaron en un contexto de violencia de género, es decir que fueron víctimas de suicidios feminicidas. Del universo total, la mayoría de las víctimas tenía entre 19 y 30 años, representando el 40%.

Con respecto a las modalidades, todas reflejan el ensañamiento en la violencia empleada para asesinar a las mujeres por el hecho de ser mujer. De las 137 víctimas de femicidio, 10 fueron violadas. El uso de armas de fuego, el apuñalamiento y los golpes fueron los métodos más empleados.

En cuanto a la distribución geográfica, el mapeo del relevamiento indica que Santiago del Estero encabeza la lista de provincias con más femicidios, seguida por La Rioja, Tucumán y Santa Cruz.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*