El tiempo - Tutiempo.net
publicidad.jpg

¿Y tú qué ves?

en Opinión/Sociedad

Benjamín Franklin dijo una vez: «Algunas personas se quejan porque encuentran espinas entre las rosas. ¿Por qué no ser agradecido por haber puesto rosas entre las espinas de un camino?”

Lo leí por primera vez hace un tiempo. Desde ese día, ha ocupado un lugar destacado en mi vida y le ha dado una tendencia optimista. «Ser positivo es tener la voluntad de ver las rosas entre los espinas, en lugar de quejarse de las espinas entre las rosas…” ¿Que ves? Tu respuesta te ayudará a juzgar si tienes esa mansedumbre de la positividad que hablo.

publicidad.jpg

Para llegar a la cima de una montaña es necesario afrontar las dificultades de la escalada. Para cruzar un río peligroso, es necesario vencer la fuerza de su corriente. Para lograr el objetivo ansiado, muchas veces necesitamos superar los obstáculos en el camino. Y cuando llegamos a la meta, es mejor gozar de la victoria que murmurar por las dificultades encontradas en nuestro intento.

¿Cuántas veces hemos fracasado en la consecución de nuestros propósitos? ¿Cuántas decepciones enfrentamos hasta que nuestro sueño se hizo realidad? ¿Eso es importante? Cuando llega la satisfacción por el logro obtenido se lo decimos a los amigos, pasamos el día con una sonrisa radiante en los labios. Pero, ¿qué pasa con las batallas enfrentadas? De hecho, ya no recordamos lo difícil que fue lograr nuestras satisfacciones. Sólo queremos celebrar la victoria.

¡Bien por las rosas junto a las espinas! ¡Bien por la victoria, después de muchas luchas! ¡Bien por haberlo hecho!

Desde la ciudad de Campana, Buenos Aires, envío un abrazo y mi deseo que la vida te sonría  y prospere en todo lo que emprendas; y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio
Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Cuida a esa flor

Había una joven muy rica que tenía de todo: un marido maravilloso,

El billete arrugado

Un conferencista muy reconocido comienza su charla mostrando un billete de 100

¿Cuántos Pasos?

Beto solía caminar desde su casa hasta la iglesia, pues la distancia
ir arriba