El Director del Hospital provincial Doctor Enrique Erill, Gaspar Costa, organizó una reunión con los jefes de las distintas áreas del nosocomio para intercambiar opiniones, inquietudes y las propias experiencias atravesadas en el contexto que se atraviesa. El mismo miércoles por la noche, luego de la reunión, Costa realizó un nuevo descargo para concientizar, dar cuenta de la situación que se vive y suplicar no salir, salvo de ser vital.

«Esta mañana junto al equipo directivo nos reunimos con todos los jefes de servicio del Hospital. Hace varios días venia planificando esta reunión, tenía la necesidad de transmitir mi profundo agradecimiento hacia ellos y sus equipos, y de expresar la difícil situación por la que estamos atravesando, y el sombrío panorama que se avecina. Luego de mi exposición, muchos de ellos también contaron su experiencia. Lo recuerdo y se me pone la piel de gallina. No podría describir lo que se habló. No podría poner en palabras el estado de nerviosismo y estrés de cada uno de los que contó lo que estaban viviendo. Soy un agradecido a la vida por hacer lo que me gusta, pero jamás imagine vivir esto, estamos atravesando los días más duros de nuestras vidas, con miedo, con nervios, con estrés, con angustia, y con una sociedad que en gran parte nos es indiferente.

El virus no da tregua, llevamos más de un año de Pandemia, y lo peor aún no llego. Para que te des una idea, durante la peor semana de contagios del año pasado tuvimos de promedio 5.845 casos diarios en la PBA, la semana pasado tuvimos 11.740 casos de promedio por día, o sea, hoy tenemos más de un 100% de casos diarios que el peor momento del 2020. El porcentaje de ocupación de camas oscila entre un 90 y un 100%. Por momentos, los pacientes quedan internados en una silla a la espera de una derivación o una cama que se desocupe. Hace un mes atrás, Escobar ya vivía momentos críticos, con altos niveles de ocupación, por eso, a través del trabajo en conjunto con el Ministerio de Salud, la Región Sanitaria y la Municipalidad, podíamos derivar pacientes dentro del Municipio o a Municipios vecinos. Luego, estos Municipios también comenzaron a vivir situaciones similares, por eso hace 10 días comenzamos a derivar a localidades más alejados, en las afueras de Bs. As. (Carmen de Areco, San Miguel del Monte, Baradero, entre otros). Hoy ya en el interior de la Provincia los hospitales están con sus camas ocupadas y cuesta mucho poder conseguir una derivación. Difícil explicar lo que se vive en un Hospital cuando tenés un paciente en estado crítico y todas las camas ocupadas, movemos cielo y tierra para conseguir una, donde fuese, como fuese… Mientras nuestras coronarias se ponen a prueba. Y tenemos que dar respuesta, y queremos salvar esa vida, y solo por un trabajo coordinado, un esfuerzo sobrehumano, y un compromiso como jamás verán en otras profesiones, hasta hoy el sistema de salud respondió, no colapsó y todos lograron acceder a su cama, a su respirador, a su tratamiento. Pero estamos a nada de que todo este esfuerzo vuele por los aires, de que el sistema colapse, como paso en muchísimos países, aun en el Primer MundoI

publicidad.jpg

En Perú, la semana pasada fallecieron 28 personas sin acceder a una cama de internación. Brasil superó los 350.000 muertos por Coronavirus, Uruguay (país hermano, modelo para muchos) es el país de Sudamérica con más muertes por Covid por cantidad de habitantes, y 5° en el Mundo. En Argentina hay que tomar medidas restrictivas por 15 días, y esperar que la curva desacelere su crecimiento. Pero para que estas medidas sean efectivas, hay que ser responsable y respetar las normas, no sirve de nada si las escuelas están cerradas y la vida sigue igual.

Duele escuchar algunos argumentos respecto del cierre de escuelas. No me voy a detener ni un segundo a explicar que los que estamos convencidos que esta medida es la correcta, también apostamos a la educación de nuestros hijos, ¿alguien puede creer lo contrario? ¿Se puede ser tan miserable de plantear esto? Otra teoría que no tiene demasiada validez, es la que utilizan algunos diciendo que “no hay sustento científico que avale el cierre de las escuelas”. Mienten o desconocen, te dejo una publicación al respecto de la revista The Lancet, una de las más prestigiosas del mundo:
https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)00622-X/fulltext#sec1

Tampoco es real que las escuelas no sean fuente de contagios, o al menos, no podemos asegurarlo. Los niños que se contagian Covid generalmente cursan enfermedades asintomáticas, con lo cual, es difícil saber a ciencia cierta la cantidad de niños que se contagiaron en las escuelas. Tampoco sabemos que cantidad de los casi 30.000 casos de ayer, están relacionados con la escolaridad, no porque las escuelas no sean seguras (no me consta que esto sea así en todos lados, simplemente puedo hablar por la escuela de mis hijos donde los protocolos se cumplen a rajatablas, y las medidas de cuidado son estrictas) pero no podemos desconocer que un alto porcentaje de alumnos, padres y maestros utilizan el medio de transporte público, caldo de cultivo cuando se ve saturado. Hoy se internaron 10 pacientes pediátricos en el Hospital de Niños R. Gutiérrez, algunos medios aseguran que NO se contagiaron en las escuelas, ¿Cómo pueden asegurar con tanta certeza algo así?

Dicho esto, también entiendo la difícil situación económica, social y política que está atravesando nuestro país, motivo por el cual estas medidas son muy resistidas por el grueso de la población (o al menos eso nos hacen creer) pero debemos tomar conciencia que si no detenemos el crecimiento exponencial de casos diarios, vamos camino al abismo.

El daño psicológico de nuestros hijos por tener 15 días (o el tiempo que fuese necesario) clases virtuales, se puede superar. Lo que no se puede medir es el daño de esos chicos que perdieron a sus padres durante esta Pandemia, sin verlos, sin despedirse, sin entender porque se lo arrebataban de las manos de un día para otro, muchas veces sin siquiera despedirse. Más de 60.000 muertos en el País, 600 fueron compañeros de trabajo que contrajeron el virus en esta batalla, esas familias realmente están destruidas, en esas familias el daño si es irreversible e irreparable.

En casa elegimos que estas dos semanas nuestros hijos aprendan las tablas, las fechas patrias, a leer y escribir en forma remota, y con Marina elegimos enseñarles solidaridad, empatía, responsabilidad, les explicamos por qué se suspenden las clases, les contamos sobre la crítica situación sanitaria, y sobre el daño que provoca este virus, y de lo importante de seguir cuidándonos.

La cuarentena no será eterna, estamos vacunando, y esto nos da esperanza. Más de 1.000.000 de adultos mayores de 70 años ya están vacunados (son el 80% de los inscriptos) al igual que el 95% del personal de salud, y vamos por mas, y seguimos avanzando. Necesitamos más tiempo, para que todos los que pertenezcan a grupos de riesgo puedan recibir su inmunización y estar protegidos. Cada día que le ganamos al virus sin colapsar el sistema, salvamos miles de vidas.

Para finalizar este día tan movilizador, estuve un par de horas recorriendo la guardia, hacía rato no pasaba tanto tiempo ahí. Ingresé al sector covid, vi pacientes jóvenes con terribles cuadros de insuficiencia respiratoria, peleando por sus vidas. Vi las camas llenas, vi ambulancias llegar una detrás de la otra, sin tregua, sin piedad, pacientes que desde sus domicilios llegan con la última bocanada de aire. Vi médicos y enfermeros que hacía varias horas estaban trabajando sin descanso, sin almorzar, agotados y agobiados por la situación. También vi pacientes morir. Todo el personal manos a la obra, todos a disposición del hospital, de sus compañeros, pero fundamentalmente de los pacientes. Te invitaría a recorrer las instalaciones del hospital y te aseguro que se te van las ganas de salir a la calle, de llevar a los chicos al colegio. Este virus afecta a todos, hoy el promedio de edad de los pacientes internados en terapia intensiva de nuestro Hospital es de 47 años, jóvenes, con una vida por delante…todos ellos conectados a un respirador, todos ellos con la fortuna que el sistema les dio respuesta, pero la cuerda se tensó demasiado, y está pendiendo de un hilo. Sino lo haces por vos, hacelo por tus hijos, por tu familia, por nosotros, te lo ruego, te lo suplico… quédate en casa!!! Esto que te cuento esta ocurriendo en este momento en todos los hospitales públicos y clínicas privadas de Amba, y se extiende, no somos la excepción, vos podes necesitar una cama, tus viejos, tus hijos… Ojalá reflexiones, ojalá te cuides y nos cuides. GRACIAS AL PERSONAL DE SALUD, los únicos héroes de esta historia.»

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*