La cierva de los pantanos fue rescatada en el Delta del Paraná hace más de dos meses, y luego de pasar ese tiempo en rehabilitación, fue liberada en su hábitat natural.

En el mes de febrero una familia la encontró extraviada. Al recibir la alerta, la Brigada de Control Ambiental junto con Fundación Temaikèn y OPDS Ambiente Provincia en un operativo lograron rescatarla, ya que era mantenida como mascota. Tras dos meses de rehabilitación, fue insertada en su hábitat gracias al trabajo de un equipo interdisciplinario conformado por Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Argentina, especialistas de OPDS Ambiente Provincia y la municipalidad de San Fernando.

Tener ejemplares de fauna silvestre como mascotas es una práctica que se debe revertir, sobre todo cuando se trata de especies en peligro de extinción, como este caso. Por eso, a través de la Brigada de Control Ambiental, impulsan la entrega voluntaria de fauna silvestre que habita en casas particulares, para su traslado a establecimientos que aseguren su bienestar o bien para liberarlos en sus hábitats. Además, refuerzan las estrategias de lucha contra el tráfico y la caza furtiva, y trabajan para proteger la fauna nativa.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*