El tiempo - Tutiempo.net
publicidad.jpg

Cuando el balcón fue un paraíso y la caminata al almacén un recreo

en General/Sociedad

El reloj marcaba las 21.17 cuando el 19 de marzo de 2020 el Gobierno anunció una «medida excepcional» para un «momento excepcional»: el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), que convirtió la caminata hasta el almacén de la vuelta en un recreo y el balcón en un paraíso.

Todavía sin barbijos ni gráficos explicativos, la imagen mostró la gravedad del asunto: al presidente Alberto Fernández lo rodeaban gobernadores aliados, como el bonaerense Axel Kiciloff y el santafesino Omar Perotti, pero también otros de la oposición: el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el jujeño Gerardo Morales.

«A todos los argentinos, a todas las argentinas, a partir de las cero horas de mañana, deberán someterse al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Esto quiere decir que a partir de ese momento, nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas, es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos», dijo esa noche de marzo desde la Quinta de Olivos el presidente Alberto Fernández.

publicidad.jpg

Esa mañana, los medios gráficos y electrónicos de todo el país olvidaron las primicias y publicaron la misma tapa: «Al virus lo frenamos entre todos. Viralicemos la responsabilidad», se leía en sus portadas como único título.

Las imágenes que llegaban desde Europa daban miedo mientras que médicos y enfermeras empezaban a convertirse en los héroes cotidianos que se homenajeaban desde los balcones.

Los infectólogos Pedro Cahn y Eduardo López forman parte del grupo de asesores del Presidente desde aquellos primeros días de la pandemia.

«Teníamos un desconocimiento total y absoluto sobre esta situación, de la cual todavía seguimos aprendiendo, nos tomó por sorpresa a todos», reconoció Cahn sobre el momento en que comenzaron a llegar los primeros casos a la Argentina.

Elsa Alonso vive en Martínez, en la zona norte del conurbano bonaerense, tiene 66 años y un EPOC que arrastra desde hace veinte. «Debo ser la primera aislada de la Argentina», se rió Elsa, quien aunque está jubilada sigue trabajando en un organismo del Estado.

(Télam)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de General

Covid-19 en Escobar

Desde la mesa local de Emergencia Sanitaria informaron, este domingo 18, que

Covid-19 en Escobar

Desde la mesa local de Emergencia Sanitaria informaron, este sábado 17, que
ir arriba