La industria de software – un sector que genera empleos formales y salarios superiores al promedio del mercado local – identificó las 10 posiciones que más necesitarán las empresas en los próximos años.

La consultora de Recursos Humanos Randstad identificó las 10 posiciones de tecnología con alta demanda y buenos salarios para los próximos años, y anticipó las oportunidades para los puestos de data science y business intelligence, que se dedican al análisis de grandes volúmenes de información.

“Si bien las disciplinas STEM (acrónimo de Science, Technology, Engineering and Mathematics), y las de tecnología en particular, son consideradas la base de las carreras del futuro, tanto en Argentina como a nivel global no son las áreas de formación más elegidas por los estudiantes, aun siendo un segmento caracterizado por salarios altos, excelentes beneficios y salida laboral inmediata», recordó la Ceo de la consultora para Argentina y Uruguay, Andrea Ávila.

También se requieren especialistas en marketing digital, diseñador web y mobile, diseñador de experiencia de usuario, desarrollador fullstack (profesionales con conocimientos en las diferentes plataformas y lenguajes de programación ), especialista en redes, experto en seguridad de la información y responsable de infraestructura.

Otras dos posiciones con alta demanda son analista de soporte, posición donde se valora el perfil técnico pero también resultan relevantes las habilidades blandas como la capacidad de escucha, la orientación hacia la resolución de problemas y la empatía; y el especialista en comercio electrónico, por el exponencial crecimiento de la venta en línea.

“Tenemos por delante como sociedad el desafío de cambiar la matriz de formación que determina la elección de los estudiantes, para llevarla mucho más cerca de las necesidades de los trabajos del futuro», sostuvo Ávila.

La analista remarcó en ese sentido que «muchas disciplinas de alta demanda vinculadas a la economía del conocimiento siguen teniendo muy baja matrícula»

Por ello, agregó «una mayor difusión e impulso a las carreras y áreas de formación que son clave para el mercado laboral, como las relacionadas a ciencias duras y tecnología, así como la generación de políticas activas para incidir en la elección de los jóvenes, resultan fundamentales para cambiar este paradigma».

Télam

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*