El tiempo - Tutiempo.net

La Justicia rechazó conceder la prisión domiciliaria a una de las condenadas por el secuestro y asesinato de Matías Berardi

en Breves locales/Policiales

Matías Berardi fue secuestrado el 28 de septiembre de 2010 en el cruce de la ruta 26 y Panamericana, en Ingeniero Maschwitz. Había ido a bailar al boliche Pachá, ubicado en la avenida Costanera Norte porteña. Una combi lo dejó en ese lugar cerca de las 5.30 de la madrugada. Cuarenta minutos después llamó llorando a su padre contándole que estaba secuestrado.

La Sala de Feria de la Cámara de Casación Penal rechazó un recurso de casación interpuesto por la defensa de Celeste Verónica Moyano, una de las personas condenas por el crimen de Matías Berardi, que venía reclamando poder seguir cumpliendo su condena en su domicilio para asistir a su hijo de 11 años.

Los delincuentes iniciaron una serie de llamados extorsivos a los padres de la víctima exigiéndoles un rescate de 30.000 pesos.

publicidad.jpg

Según se probó en el juicio oral, la banda trasladó al chico a un taller ubicado en avenida Sarmiento 407, de Benavídez, en el partido bonaerense de Tigre.

Tras pasar 14 horas cautivo, el joven logró escapar y comenzó a pedir ayuda entre los vecinos a quienes les decía que lo tenían secuestrado, pero no logró que nadie lo ayudara, ni refugiara.

Enseguida, los secuestradores lograron recapturar a Berardi a dos cuadras, en las puertas de un cementerio. Las mujeres cómplices del secuestro salieron a la calle a los gritos a decirle a los vecinos que en realidad era un ladrón que había intentado robarles, para que no lo asistieran.

La víctima fue trasladada a un descampado, donde los asesinos le efectuaron dos disparos a sangre fría.

(Infobae)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Breves locales

ir arriba