El tiempo - Tutiempo.net

El Municipio dio marcha atrás al requisito de tener los impuestos al día para renovar la licencia de conducir

en General/Política

“Tener deudas por tasas municipales o infracciones de tránsito no es un obstáculo para obtener o renovar la licencia de conducir”, afirmó la directora ejecutiva de la Agencia Municipal de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial, Verónica Sabena.

No obstante, la funcionaria reconoció que “hubo una confusión” interna y que por eso se llegó a plantear como requisito la presentación de un certificado de libre deuda a quienes tuvieran que realizar el trámite. En los primeros días del mes, varios vecinos del partido de Escobar expresaron en las redes sociales su rechazo a esta medida, que nunca fue anunciada de manera oficial pero que se conoció inicialmente a través de una publicación de la Dirección de Licencias de Conducir. La misma avisaba que para tramitar el registro primero se debería gestionar un certificado fiscal (libre deuda) ante la Agencia Municipal de Ingresos Públicos (AMIP).

“A partir del 21 de enero será requisito presentar un certificado fiscal que se solicitará en la oficina de AMIP”, decía una publicación de esa dependencia en WhatsApp. La captura de esa imagen circuló ampliamente en Facebook. Además, el requisito también figuraba en la guía de trámites online del sitio web del Municipio. El certificado fiscal es un documento que el Ejecutivo suele requerir como filtro antes de iniciar diversos trámites administrativos. Sólo pueden obtenerlo, previo pago de $250, quienes no registren deudas tributarias exigibles a nivel local; o sea, que estén al día o que tengan deudas regularizadas en planes de pago.

Esta facultad de la Intendencia es relativamente nueva, ya que data de 2018 la posibilidad de “solicitar el Certificado Fiscal, Certificado de Libre Deuda o la Certificación de Situación Regular respecto de los tributos municipales y multas contravencionales, bajo las formas y condiciones que establezca el Departamento Ejecutivo, a aquellos sujetos que impulsen trámites de cualquier índole”, según expresa el artículo 29 de la Ordenanza Fiscal, en su inciso g.

Además, advierte que “la falta de pago o regularización de los tributos municipales adeudados podrá ser considerada causa suficiente para impedir la prosecución de los respectivos trámites”. Este último párrafo, por demás controvertido, fue agregado en 2019, pero hasta ahora no se había extendido a las licencias de conducir.

Compartila en las redes

ultimas de General

ir arriba