El tiempo - Tutiempo.net

¡Qué importantes resultan nuestras palabras!

en Opinión

¿Cuántos son los que dicen que a las palabras se las lleva el viento? Y, por el contrario, están aquellos que dicen que el poder de las palabras es una de las fuerzas más fuertes en la tierra. Entonces, ¿en qué quedamos?… El hecho es que ambas son verdad. Es el peso de las palabras que decimos lo que determina su poder. Siendo así, entonces, ¿cómo hacemos que nuestras palabras signifiquen algo?

Las palabras no son sino el reflejo de lo que se quiere decir; lo que estamos dispuestos a hacer tiene más significado que todas las palabras del mundo. Y mientras más cosas hagamos y más promesas se cumplan, más significado, poder y fuerza adquirirán nuestras palabras.

La verdad no necesita explicaciones. Cuantas menos palabras utilicemos, más significado y valor tendrán. Contemos siempre lo que sepamos que es cierto y no se tendrán que ocultar nuestros pensamientos con palabras.

publicidad.jpg

Las palabras dejan de tener significado si no hay convicción en pronunciarlas; porque cuando ellas salen de lo más profundo de nuestro ser, llevan consigo un gran poder.

No cometamos el error de tratar de engañar a otros con lo que se dice; porque si se descubre que nuestras palabras no son ciertas, será muy difícil que nos tomen en serio.

Si bien las palabras son fáciles de pronunciar, para que ellas tengan algún tipo de poder, deben tener, en contrapartida, la realidad mediante nuestros actos y forma de ser.

Hablemos claro y con el corazón, con respeto y humildad. Porque desde la autenticidad de nuestra persona vienen las mejores palabras.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), envío un Abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio
Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

¿Qué significa la noche?

Expresemos gratitud a quien transmite conocimientos y, además, aconseja sobre el hecho

Preparados, listos, ¡ya!

Esto recién empieza, señores. Las especulaciones y las idas y vueltas continuarán

Cuida a esa flor

Había una joven muy rica que tenía de todo: un marido maravilloso,
ir arriba