Ayer, al Centro de Monitoreo Municipal ingresó un llamado pidiendo ayuda urgente por un bebé de 11 meses que había caído en la pileta de una casa, ubicada en Los Álamos y Rucci. Dos agentes de prevención acudieron al rescate y lograron salvarle la vida, siendo gratamente reconocidos por el intendente.

De manera automática se dio aviso a SAME, Defensa Civil y Prevención Comunitaria, cuyo móvil número 20 se encontraba a dos cuadras del lugar y fue el primero en llegar a la casa. Allí, los agentes, José Toledo y Matías Albornoz se encontraron con una situación desesperante: el bebé no tenía signos vitales. Al notarlo, comenzaron a realizarle RCP como única posibilidad de salvarle la vida.

Subieron al pequeño al móvil de Prevención Comunitaria y lo trasladaron a la UDP. En el trayecto hasta el centro de salud, y mientras continuaban con maniobras de recuperación, el bebé, de nombre Lisandro, abrió sus ojitos y comenzó a llorar.

Los médicos de guardia de la UDP mantuvieron al pequeño en observación, corroboraron la estabilidad de su estado de salud y ordenaron su traslado, acompañado por su mamá, al sector de pediatría del Hospital Erill.

«En nombre de todos los vecinos del partido de Escobar quiero agradecer infinitamente a estos hombres que todos los días ponen en riesgo su vida para salvar las del prójimo. Y decirles de corazón a José Toledo y Matías Albornoz, que para nosotros son verdaderos héroes y que nos sentimos orgullosos de contar con ustedes», expresó Ariel Sujarchuk al respecto

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*