El tiempo - Tutiempo.net
publicidad.jpg
publicidad

Se investiga el robo de gran cantidad de municiones de un regimiento del Ejército en Neuquén

en Nacionales/Sociedad

Descubrieron un faltante de más de 25 mil proyectiles de FAL en un batallón de esa provincia. El caso quedó a cargo de la Justicia Federal.

El faltante se descubrió en el batallón de Ingenieros de Montaña 6 de Neuquén. El caso está a cargo de la Justicia Federal, que abrió una causa por la sustracción de más de 25.000 municiones 7,62mm de FAL. El robo se detectó a partir del recuento del equipamiento en el polvorín de Zapala, que integra la unidad del Ejército con el comando en Neuquén.

publicidad.jpg

La Fuerza emitió un comunicado sobre el robo de proyectiles: “El Ejército Argentino informa a los medios de comunicación que el día 23 de octubre, en instalaciones del Batallón de Ingenieros de Montaña 6 -ubicado en la ciudad de Neuquén- se inició una actuación de justicia militar con motivo de registrarse un presunto faltante de munición”.

Comunicaron que “por tal motivo, se da intervención al juez federal a fin de iniciar el proceso de esclarecimiento del hecho, haciéndose presente en la unidad junto con el Comandante de la Brigada de Montaña VI y la fiscal de turno”. Asimismo, informó que «tras las medidas tomadas, el Ejército Argentino se encuentra a disposición de las autoridades judiciales a fin de colaborar con una pronta resolución de lo sucedido”.

Según testimonios, cuando convocaron al suboficial a cargo éste se descompensó y dijo que había preparado explosivos para hacerlos estallar en su vehículo, que estaba estacionado frente a la guardia del regimiento. De inmediato, especialistas antibombas de la Policía Federal Argentina detonaron el artefacto, que estaba diseñado y conectado para activarse con la batería del vehículo.

El agente, luego de su “descompensación”, quedó detenido, internado en un hospital local. Cabe mencionar que en su casa encontraron algunos proyectiles de cañones de Artillería Antiaérea FLAB KAN 54 de 20mm.

La investigación quedó a cargo del juzgado federal de Neuquén N° 2, a cargo de Gustavo Villanueva.

El hecho fue también denunciado anoche por María Florencia Arietto en su cuenta de Twitter. En el hilo de comentarios también implica a Grabois y gente de su entorno.

Esto no es nuevo: en 2014 ya se había producido un robo de municiones en un regimiento del Ejército, cuando se detectó el faltante de 26.000 balas calibre 9 milímetros del Batallón de Arsenales 603 “San Lorenzo” ubicado en la localidad de Fray Luis Beltrán, en Santa Fe, a 15 kilómetros de Rosario. En ese momento el entonces ministro de Defensa Agustín Rossi ordenó el cierre del batallón y el pase a retiro del Director de Arsenales del Ejército Argentino, coronel Hugo Víctor Meola.

Mientras que, en enero de 2015, desapareció un misil Tow 2, con capacidad de perforar vehículos blindados, del Escuadrón Caballería Blindado 1 del Ejército, en La Plata. La Fuerza aclaró en esa oportunidad que “el misil ausente resulta inoperable como tal, sin un lanzador específico» y que no se detectaron «faltantes de los lanzadores existentes”.

(TN)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Nacionales

ir arriba