El tiempo - Tutiempo.net

Tiempos pasados…

en Editorial/General

Tres años atrás -concretamente en la primera edición del NUEVO Digital de Escobar- publiqué un editorial donde me refería a los profundos cambios generados por la digitalización en los medios. Su título fue «Tiempos modernos».

Hoy, apenas tres giros al sol después, no sólo que aquellos vaticinios se cumplieron sino que -pandemia mediante- los hechos se precipitaron a una velocidad impensable. Lo que parecía una amenaza a mediano plazo ya es historia. Por entonces mencionaba la incipiente desaparición de los «clasificados» en los diarios. Hoy hemos visto colapsar al tradicional sistema de ventas de comercios y empresas. La cuarentena dispuesta prácticamente a nivel mundial fue el tiro de gracia al comerciante y por carácter transitivo a las pequeñas y medianas empresas.

La compra on-line ya no fue una alternativa amenazadora sino el único camino posible para resolver hasta las necesidades básicas de cualquier hogar. Como siempre, algunos actuaron con reflejos rápidos y lograron posicionarse a la vanguardia. Otros, los más, los históricos, los que tenían su clientela asegurada, vieron desaparecer en pocos días ese capital valioso de su fondo de comercio, capturado rápidamente por aquellos que entendieron que el cambio ya estaba y que nada ni nadie podría detenerlo y menos aún retrotraer las cosas a enero de 2020.

publicidad.jpg

¿Y los medios de comunicación? También.

Muchas veces escuché a editores asegurar que «nada podrá quitar el placer de leer el diario en papel mientras te tomás un cafecito en el bar de la esquina«. Esa soberbia los llevó a ser los primeros fagocitados en este cambio atroz. ¿Saben por qué? Porque no solo que ya no hay quien lleve el diario… tampoco está abierto el bar de la esquina. Más aún… ni siquiera lo dejan salir de la casa. Claro está que la cuarentena no será para siempre pero, cuando le permitan salir y el bar esté nuevamente abierto, el antiguo lector ya sabrá que puede saborear el café mientras se informa como lo hizo en los últimos meses. Ya estará acostumbrado a esta nueva forma de comunicación. Algo similar sucede con radios y canales.

Aquellos periodistas que cuentan con credibilidad y por ende con seguidores, ya lo siguen en las redes sociales y en los canales propios a los que también se accede gratuitamente a través de los teléfonos y por smart lo disfrutan cómodamente en el living de su casa.

Todo segmentado conforme a su gusto. Hasta la cultura zapping va a desaparecer.

Los valores de las pautas publicitarias han caído, los pequeños comercios que sustentaban a los medios han cerrado sus puertas, las ventas, abonos y suscripciones han desaparecido… y por el momento el único gran beneficiado ha sido Bill Gates. Los demás, aún los más poderosos multimedios, están saltando por un bizcocho o rendidos a los pies de los gobernantes que consolidan su poder con la seductora pauta oficial. Dios nos salve.

Y en medio de esa crisis -que por supuesto no es terminal- estamos todos. Algunos morirán, otros quedarán heridos y otros renacerán de entre las cenizas. El resultado dependerá de la capacidad de sus directivos para vislumbrar el nuevo camino y armar equipos eficientes acordes a los nuevos tiempos. En nuestro caso sabemos muy bien qué hacer. Nacimos en la era digital y supimos hacia dónde iban las cosas, aunque debo reconocer que jamás imaginé que lo inevitable llegaría tan rápido. Gozamos de la credibilidad y el cariño de nuestros lectores.

Cumplimos hoy tres años de vida y tenemos fe, en ustedes y en nosotros. Por eso podemos decirles… hasta el cuarto aniversario. ¡Salud!… y como diría Tato: «Arrivederci y good show»

Carlos H. Maipah. Director.

Por Carlos H. Maipah

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Editorial

ir arriba