El tiempo - Tutiempo.net
publicidad.jpg

Revelan 14 beneficios de beber una o dos copas de vino al día

en Vida saludable

Beber vino es tan viejo como las colinas. La gente ha estado consumiendo vino durante aproximadamente seis a ocho mil años. A lo largo de la historia, el vino se ha utilizado durante celebraciones, ceremonias religiosas, para curar y consolar a los ancianos. Quizás se pregunte sobre los beneficios para la salud del vino. Entonces, ¿qué le sucede a su cuerpo cuando bebe una copa o dos?

Los estudios encontraron que el consumo moderado de vino, una o dos copas al día, tiene beneficios positivos para la salud de su cuerpo. El énfasis está en moderado, lo que significa 30cm3 por vaso. Los médicos recomiendan que no se exceda en esta bebida favorita. El consumo excesivo de alcohol provoca enfermedades y otros problemas de salud.

publicidad.jpg

CATORCE BENEFICIOS POTENCIALES PARA LA SALUD DE BEBER VINO: Se cree que beber vino le brinda una larga lista de grandes beneficios. ¿Pero debería beber tinto o blanco? El vino tinto es el más saludable de los dos vinos porque quedan pieles de uva durante el proceso de fermentación de las uvas rojas. El proceso de fermentación de la variación blanca no incluye las pieles de uva. Las pieles de uva contienen antioxidantes que protegen sus células. Aquí hay una lista de los posibles beneficios para la salud que recibe cuando bebe un vaso de vino.

Recuerde, también, que la moderación al beber este jugo de uva fermentado es una práctica esencial. Demasiado de algo bueno puede causar daños que superan con creces los posibles beneficios que recibiría de otra manera.

1 – MEJORAS EN LA SALUD DEL CORAZÓN. Beber vino ayuda a reducir las posibilidades de contraer cualquier tipo de enfermedad cardiovascular o sufrir un ataque cardíaco. Los bebedores ligeros o aquellos que no beben en absoluto, tienen más probabilidades de morir antes que los bebedores moderados. En parte, esto se debe a la capacidad del vino para dilatar las arterias y aumentar el flujo sanguíneo. Esta dilatación reduce el riesgo de coágulos sanguíneos o daños en el corazón.

2 – COMBATE EL CÁNCER. El vino contiene propiedades contra el cáncer. Algunos investigadores sugieren que beber una cantidad moderada retrasará la progresión de tipos específicos de células cancerosas. Este resultado puede deberse a que este jugo fermentado contiene fenoles, para retrasar el crecimiento del cáncer de próstata y cáncer de hígado.

3 – REDUCE EL COLESTEROL. El vino aumenta su HDL, que es el colesterol bueno, y bloquea el LDL, lo que causa daños en el revestimiento de las arterias. Se cree que puede aumentar su HDL entre un cinco y un quince por ciento.

4 – OSTEOPOROSIS. La osteoporosis causa el adelgazamiento de sus huesos, haciéndolos frágiles y débiles. Si tiene osteoporosis, es propenso a fracturas frecuentes en la cadera, la muñeca o incluso la columna vertebral. La osteoporosis ocurre cuando sus huesos no están creando nuevo crecimiento óseo. Algunos estudios sugieren que el consumo moderado de vino tinto fomenta el espesor mineral óseo tanto en mujeres como en hombres.

5 – SALUD CEREBRAL. Los estudios encontraron que beber vino tinto combinado con una dieta saludable, como una dieta mediterránea, puede retrasar las enfermedades neurológicas relacionadas con la edad, como la enfermedad de Parkinson y Alzheimer. Las variedades rojas desencadenan químicos que detienen el estrés y el daño a su ADN en su cerebro.

6 – MEJOR CONTROL DE PESO. Algunos investigadores sugieren que beber vino puede ayudarlo a controlar su peso. Sin embargo, los estudios no son concluyentes (pero vale la pena mencionarlos). Se cree que puede ayudarlo a quemar calorías adicionales. Este pensamiento ha sido desafiado recientemente. Todavía se está descubriendo una comprensión total del vino y el control de peso. Cada vez que bebe alcohol, ingiere calorías adicionales. Un vaso rojo promedio tiene aproximadamente 125 calorías por cada 30cm3 o un vaso.

Si bien un vaso blanco promedio tiene aproximadamente 120 calorías por cada 5 onzas, algunas personas sugieren que observe el contenido de azúcar de su vino. Cuanto mayor sea el contenido de azúcar, mayores serán las calorías.

7 – LUCHA CONTRA LA ENFERMEDAD INTESTINAL. Se cree que beber una copa de vino al día ayuda a su cuerpo a combatir las infecciones, especialmente aquellas en el intestino. Helicobacter pylori, una bacteria que causa gastritis, problemas estomacales y úlceras. El vino protege tu intestino contra el crecimiento de este tipo de bacterias. También puede ayudar a proteger su intestino de la salmonella, la contaminación de los alimentos.

8 – REDUCE EL AZÚCAR EN LA SANGRE. Se cree que las mujeres premenopáusicas que beben al menos dos copas de vino al día son menos propensas a la diabetes tipo 2. También ayuda a controlar la glucemia y a mejorar la resistencia a la insulina.

9 –AYUDA A VIVIR MÁS TIEMPO. Beber ayuda a vivir más tiempo, especialmente si también come una dieta mediterránea saludable con muchas verduras, frutas y pescado, nueces y granos integrales.

10 –AYUDA A SENTIRSE MÁS FELIZ. El consumo moderado de vino mejora su estado de ánimo general. Incluso los antiguos sabían esto. Un antiguo salmo dice lo siguiente sobre el vino: «Hace que crezca hierba para el ganado y plantas para que la gente la cultive, produciendo comida de la tierra: vino que alegra los corazones humanos, aceite para que brillen sus rostros y pan que sostiene sus corazones». Salmo 104: 14-15.

Esto podría deberse a que la experiencia es relajante y, a menudo, se bebe vino durante una comida con amigos o familiares. Cualquiera sea la razón, beber una copa es una experiencia agradable que puede alegrar su corazón.

11 – EL VINO MEJORA TU VISIÓN. El vino contiene resveratrol, que proviene de la piel de las uvas utilizadas en la vinificación. El tinto contiene más resveratrol que el blanco. El resveratrol puede prevenir la pérdida de visión. Reduce la inflamación y reduce el estrés oxidativo, lo que afecta el equilibrio de radicales libres y antioxidantes de su cuerpo. Puede ayudar a combatir la pérdida de visión común, especialmente a medida que envejece, incluyendo: Glaucoma, Cataratas, Degeneración macular y Retinopatía diabética.

12 – REDUCE LA POSIBILIDAD DE UN DERRAME CEREBRAL. Beber moderadamente puede prevenir la formación de coágulos sanguíneos ya que el vino es un anticoagulante natural. Por lo tanto, puede romper los coágulos sanguíneos y prevenir un derrame cerebral. Los fenoles y el resveratrol son los anticoagulantes del vino.

13 – MEJORA LA PIEL. El vino contiene muchos antioxidantes que pueden ayudar a su piel al desacelerar el crecimiento de bacterias del acné. Los antioxidantes tienen un efecto rejuvenecedor en su piel, haciéndola más brillante y elástica en apariencia. Beber vino también estimula el flujo sanguíneo, lo que puede prevenir las arrugas.

14 – PROTEGE TUS DIENTES. Lo creas o no, beber jugo de uva fermentado puede ayudar a combatir las bacterias que se encuentran en su boca. Los polifenoles en el vino ralentizan las bacterias y la placa que causan la descomposición, que se convierte en cavidades. Por supuesto, beber vino no niega la necesidad de cepillarse dos veces al día, usar hilo dental y visitar a su dentista dos veces al año.

¿COMO ELEGIR EL VINO MÁS SALUDABLE? Beber vino es saludable siempre que elija beber moderadamente y comer con prudencia. Entonces, ¿cómo elige el vino más saludable? Aquí hay una lista de lo que se debe y no se debe hacer para elegir las variedades más saludables.

ELIJA UN VINO TINTO. Dado que el vino tinto tiene más antioxidantes, obtendrá más beneficios para la salud al elegirlo. Elija vinos con la mayor cantidad de resveratrol porque contienen uvas de piel gruesa. Petite Sirah o Cabernet Sauvignon son dos rojos altos en resveratrol.

BUSQUE UN NIVEL DE ALCOHOL MÁS BAJO. Los vinos oscilan entre nueve y dieciséis por ciento de nivel de alcohol. Curiosamente, debido a que el alcohol se origina en el azúcar de uva, cuanto más alcohol, mayor es el contenido de azúcar del lote. Entonces, beber un nivel de alcohol más bajo significa que el vino tiene un nivel de azúcar más bajo. Riesling y Moscato italiano son ejemplos de productos con bajo contenido de alcohol.

COMPRE UN VINO DE GRANJA SOSTENIBLE. Cuando compra un vino cultivado de manera sostenible, sabe que está obteniendo una variedad que no fue hecha de uvas rociadas con pesticidas u otros productos químicos sintéticos. Estos productos tampoco contienen sulfitos. Los sulfuros son un subproducto natural de la vinificación. Ayudan a perseverar y estabilizar la bebida. El azufre se usa en la vinificación para prevenir el crecimiento de bacterias o levaduras. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos exige que los vinos orgánicos sean etiquetados como “sin sulfitos añadidos”. Cuando vea la etiqueta que dice “Sello orgánico del USDA” en la etiqueta de la botella, sabrá que tiene menos sulfitos.

REFLEXIONES FINALES: LA MODERACIÓN ES CLAVE CUANDO SE TRATA DE BEBER VINO PARA MEJORAR SU SALUD. Ya sabe que demasiado alcohol es perjudicial para su salud. Todo, desde apagones hasta convulsiones, vómitos y dolores de cabeza mortales, resulta de beber en exceso. Pero beber demasiado vino también puede causar problemas mentales, problemas cardíacos, daño hepático, problemas de páncreas y ciertos tipos de cáncer.

Cuando se trata de tomar bebidas alcohólicas, recuerde que la moderación es clave. Cuando bebe moderadamente y sigue una dieta saludable, maximiza los beneficios para la salud del vino. El vino mejora la salud de su corazón, cerebro y estómago. También ayuda a sentirte más feliz y a vivir más tiempo.

Con tantos beneficios excelentes, no es de extrañar que beber vino sea un hábito tan extendido. Por lo tanto, reúnanse con sus amigos y familiares para disfrutar de un abundante vaso de su variedad favorita hecha de las mejores uvas, los niveles más bajos de alcohol y de una granja orgánica. Como dice el antiguo escritor, seguramente alegrará su rostro.

(ecoportal.net)

Compartila en las redes
Tags:

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Vida saludable

ir arriba