El tiempo - Tutiempo.net
publicidad

Los restaurantes porteños que tenían permiso antes de la cuarentena, podrán usar las veredas

en General/Nacionales

El permiso a los comercios gastronómicos porteños para atender desde esta noche a clientes en las veredas, patios o terrazas regirá en una primera etapa solo para aquellos locales que posean la habilitación correspondiente desde antes del comienzo de la cuarentena de coronavirus, recordó hoy el ministro de Desarrollo Económico de la ciudad de Buenos Aires, José Luis Giusti.

«(Podrán hacerlo) desde esta noche aquellos que ya tienen permisos para sacar las mesas a las veredas. Luego arrancaremos con los que no tiene permiso», dijo el funcionario, quien afirmó que esa habilitación se hará con «un trámite a distancia muy rápido».

En diálogo con Radio La Red, Giusti brindó además detalles sobre la nueva modalidad: «Se van a aceptar solo cuatro personas por mesa, la distancia entre las personas tiene que ser de un metro y medio, la distancia entre las mesas tiene que ser de dos metros. En ningún caso se puede poner mesa adentro (del local). Hay una serie de cuidados que tienen que ver con los sanitarios, que es el único momento en el que (el cliente) puede acceder» a los salones.

publicidad.jpg

Giusti recordó que el Gobierno porteño anunció «un plan de salida, de ‘desescalada’, como dicen los españoles, de distintas actividades económicas» desde hace un mes y medio y que esta semana incorporó «dos rubros claves para la ciudad, que incorporan mucho empleo», en referencia a la gastronomía y a la construcción.

Respecto de bares, cafés y restaurantes, el ministro señaló que esos comercios «ya venían haciendo delivery, después Take Away, y esta semana están incorporando la modalidad de poder poner mesas al aire libre».

Subrayó por otra parte que siguen estando prohibidas las reuniones sociales en casas particulares.

Respecto de la construcción, confirmó que esta semana se realizará una reunión con la Cámara que nuclea a las empresas del sector y con la Uocra para terminar de afinar el protocolo.

En principio, quedarían habilitadas las obras de más de 5000 metros y las que están en condiciones de terminarse en menos de 90 días.

Entre otros puntos se deberá mantener la distancia entre los obreros, no se permitirán los comedores dentro de la obra y el transporte del personal queda a cargo de la empresa y no puede ser a través transporte público.

Fuente. Télam. Foto: puraciudad.com.ar

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de General

ir arriba