El tiempo - Tutiempo.net
publicidad

Fernández definió con Kicillof los detalles del plan que lanzará para combatir la inseguridad en el conurbano bonaerense

en Nacionales/Política

Destinará 12.000 millones de pesos para la compra de patrulleros, cámaras de seguridad, armas y remodelación de comisarías.

Alberto Fernández decidió meterse de lleno en la lucha contra la inseguridad en la provincia de Buenos Aires y definió ayer con el gobernador Axel Kicillof y un grupo de intendentes del Gran Buenos Aires, que la semana que viene lanzará un ambicioso plan de seguridad en el conurbano que contempla el giro de un fondo inicial de $12.000 millones para la compra de equipamientos, el incremento de efectivos policiales y obras en cárceles o comisarías.

publicidad.jpg

En lo formal el programa se llamará “Plan Centinela”. En lo concreto se tratará un plan de la Nación que busca inyectar fondos no sólo para aumentar en unos 2.000 patrulleros entre este año y el 2021 y poner 8.000 efectivos policiales más en todo el Gran Buenos Aires.

También la idea del Presidente es desplegar un programa de obras tendientes a construir “puntos seguros” en las paradas de colectivos en el conurbano con botones de pánico y más cámaras de seguridad, la refacción de unas 200 comisarías y la construcción de cárceles.

El Presidente está comprometido en bajar los niveles elevados de inseguridad, robos violentos y dar una respuesta inmediata al tema”, explicó un funcionario de la Casa Rosada que participó ayer del almuerzo en Olivos de Alberto Fernández con Kicillof donde se habló abierta y extensamente de este tema.

En rigor, el jefe de Estado y el gobernador no fueron los únicos que participaron de ese cónclave. Estaban también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el diputado Máximo Kirchner y los intendentes bonaerenses, Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Jorge Ferraresi (Avellaneda).

Sugestivamente no estuvieron en el almuerzo los ministros de Seguridad de la Nación y de la provincia, Sabina Frederic y Sergio Berni. Es que se encuentran abiertamente enfrentados por las políticas que encararon ante la inseguridad e incluso el ministro bonaerense mantiene distancia de la Casa Rosada ante otros casos policiales como por ejemplo la desaparición de Facundo Astudillo Castro. Mientras que Berni dice que la policía Bonaerense no tuvo nada que ver con la desaparición del joven, en la Casa Rosada hay dudas respecto del accionar de la fuerza policial.

En el almuerzo de Olivos se habló de la problemática de la inseguridad que crece en el conurbano y los problemas que tienen muchos intendentes para afrontar el delito por la falta de recursos. Así fue como Alberto Fernández definió la idea que venía conversando hace unas semanas con Kicillof de lanzar el Plan Centinela y volcar inicialmente $12.000 millones para los municipios.

Según explicaron en la gobernación bonaerense y en la Casa Rosada, la idea del Gobierno es que ese fondo sea girado en una parte a la administración de Kicillof para la compra de unos 500 patrulleros este año y 1.500 el año que viene; la incorporación de unos 8.000 efectivos en la policía bonaerense que hoy cuenta con 94.000 uniformados y la compra de armas y chalecos.

En tanto, otra parte de los fondos irá a los municipios del conurbano destinados a la compra de más patrulleros para las policías locales, el equipamiento de cámaras de seguridad y la refacción de comisarías.

El Ministerio de Seguridad de la Nación no destinará sus fondos a este programa sino que el plan bonaerense se sustentará en este año con la reasignación presupuestaria de otros ministerios y el año que viene se incorporará un fondo especial en el proyecto de ley de presupuesto 2021.

Por otra parte, el Gobierno habló de la posibilidad concreta de avanzar este año con un plan de obras de cárceles y remodelación de unas 300 comisarías que hay en el conurbano. Esto quedará en manos del Ministerio que conduce Katopodis y se completará los más fondos que supuestamente se girarán el año que viene.

Desde el Ministerio de Seguridad que lidera Frederic aclararon que el fondo que se destinará desde Presidencia será “para fortalecer a los municipios en el combate contra la inseguridad y forma parte de un acuerdo que selló Alberto Fernández con los mismos intendentes y con Kicillof”.

La decisión de Alberto Fernández de meterse de lleno en la pelea por la inseguridad bonaerense tiene varias lecturas. En la Casa Rosada creen que de cara a la puja por los comicios legislativos que se vendrá el año que viene el Presidente no puede hacerse el distraído en el mayor bastión electoral del país. También aseguran que se trata de un gesto claro del jefe de Estado de cerrar filas con Kicillof en medio de una fuerte puja con el kirchnerismo duro por la reforma judicial.

Además, el gesto de Alberto Fernández contrasta con aquellas declaraciones que hace más de un mes hizo la ministra Frederic al sostener que “no son muchos los robos, los medios de comunicación los hacen visibles”. Después de esas expresiones, que generaron un fuerte revuelo, el jefe de Gabinete tuvo que salir a desdecir a la ministra y admitir que hay un incremento del delito en muchos puntos del país con un nivel de violencia en exceso.

Parte del plan Centinela que se anunciará la semana que viene desde la Casa Rosada se conversó hace unos días en una reunión que Kicillof mantuvo en La Plata con Berni y un grupo de intendentes del conurbano.

(Infobae)

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Nacionales

ir arriba