El tiempo - Tutiempo.net

¿Dónde nos situamos? ¿Dentro o fuera?

en Opinión

Hoy nos podríamos preguntar ¿Dónde estamos situados? ¿Al borde del camino del conocimiento interior o dentro del mismo? ¿En la superficialidad o en la profundidad de las cosas? ¿Abrumados por las dificultades de las zarzas de nuestra vida o liberados de aquellas que nos impiden abrirnos al Misterio de Dios?

Un paciente había concertado una visita con su médico personal. Le afligía una dolencia de garganta y, cuando quería digerir algunos alimentos, le resultaba prácticamente imposible debido a un obstáculo interno. El médico, después de examinarle, certificó: “tiene un hueso incrustado fruto de una mala digestión; habrá que operar”.

publicidad.jpg

Con la fe, ocurre tres cuartos de lo mismo. Si no llega hasta lo más profundo de nuestros corazones es porque andamos “indigestados” con otros alimentos que perecen, que nos dan una satisfacción puntual pero no duradera. Preferimos los caminos entre espinos y rocas para buscar aventuras y, luego, de ellos salimos lastimados, heridos y vacíos. Nos gusta optar por los parámetros de una sociedad que nos empuja al puro y duro relativismo es fácil y luego las consecuencias son trágicas: si ponemos en el centro de todo, el fruto efímero, lo que se ve y se palpa, cerramos a nuestro interior otra dimensión que nos ofrece una felicidad definitiva y verdadera.

¿Cultivamos la verdad y la vida, la alegría y la fe, la esperanza y la caridad, la ilusión y la confianza? ¿Trabajamos por la reconciliación y la paz, el bienestar general y la justicia? En definitiva: ¿Tenemos bienes espirituales? Si todo esto madura en nuestra vida… ¡Mucho más se nos ha de dar el gozo! Por el contrario, si dejamos sembrar semillas envenenadas esparcidas en dudas y desesperanzas, injusticias y egoísmos, odios y muertes, desconfianzas y tristezas… se nos negará un día, todo ese júbilo que se nos puede garantizar hoy en la tierra.

¿Somos pobres espiritualmente mientras vivimos en este mundo? Ruina segura cuando nos vayamos de él.

¿Estamos enzarzados por la maraña de la seducción y ahogados por la inmediatez? Asombrados nos quedaremos cuando comprendamos lo que hemos dejado de lado y el tiempo perdido mientras estuvimos vivos… Curemos nuestra sordera espiritual y entendamos este mensaje.

 

 

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires, Argentina), recibe un abrazo, junto a mi deseo de que dios te Bendiga y prosperes en todo lo que emprendas, y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor, y mucha prosperidad.
Claudio Valerio
® Valerius

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Orar sin cesar…

¿Cómo ha sido hoy nuestro día? ¿Cuál ha sido nuestra experiencia? ¿Nos
ir arriba