Un 25 de Mayo de 1810 el Virrey Hidalgo de Cisneros, al caer La Junta Seprema Central que gobernaba en España, presentó su renuncia, dejando el camino libre para la formación de la Primera Junta de Gobierno, dirigida por Cornelio Saavedra, que forjo las raíces para el nacimiento de la Nación Argentina.

Este año, a diferencia de cada uno de los años que siguió al de la revolución que un día inicio el camino a la independencia de nuestro país, el contexto es distinto. La situación nacional, como la mundial, cambio. El país se encuentra en una lucha contra un virus que puso en jaque al mundo entero. Y para resguardar a la sociedad las condiciones se aplican por encima de las tradiciones.

En en aniversario número 210 de la revolución de Mayo, las tradiciones que marcan a la nación quedan atrás. Este año no habrá plazas llenas, ni gente en la calle celebrando. Tampoco los infaltables desfiles cívico-militares, en los que cada uno de los presente año a año busca mostrar lo mejor de la tradición popular argentina.

publicidad.jpg

Aún así la tradición sigue vigente y estará más presente que nunca en los corazones argentinos. Y será un 25 de Mayo para disfrutar de los pastelitos, las empanadas, torta fritas y el típico Locro Argentino, unidos a la distancia recordando la gran historia que nos permite ser hoy el país que somos.

Hace ya 210 años, la declaración de la Independencia de los Estados Unidos y la Revolución francesa, la caída del Imperio español y del virrey Fernando VII, la invasión napoleónica en España y el deseo patriota por parte de los ciudadanos, quienes no querían que los cargos políticos siguieran en manos de los españoles. Llevaron a que en la mañana del 25 de mayo de 1810, un grupo de criollos, reunidos en un cabildo abierto en la flamante ciudad de Buenos Aires, forjaba las raíces fundantes del nacimiento de la nación argentina.

En consecuencia el periodo revolucionario cambio a la sociedad argentina y dejo como resultado:

  • La Primera Junta de Gobierno, desplazando la autoridad de españoles.
  • La disolución del virreinato del Río de la Plata, dando origen así a nuevas naciones como Argentina, Uruguay y Paraguay.
  • La instauración de una soberanía y el camino hacia la Independencia de Argentina, declarada posteriormente el 9 de julio de 1816.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*