Se inició en el periodismo siendo aún un adolescente, desempeñandose como movilero en la vieja Voz de Escobar, emisora en la que llegó a participar de «La mañana con todo» y a tener singular suceso con sus programas de música del recuerdo, de la que era un conocedor nato.

Fue parte fundamental del staff del primer Diario de Escobar, integró el equipo de deportes de Radio Escobar y fue parte del plantel inicial de El Diario de Escobar y del Nuevo Digital de Escobar. Fue productor artístico y representante de varias bandas de rock regionales.

En los últimos años, totalmente alejado de los medios, se dedicó a la explotación de un polirubro próximo al Jardín Japonés y a su familia.»Julito», como todos lo seguían llamando fue parte de la historia del periodismo escobarense. Hasta siempre, Julio

publicidad.jpg
Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*