El tiempo - Tutiempo.net

El Presidente llamó a la unidad de los argentinos y propuso un plan para combatir el hambre

en Política

El presidente Alberto Fernández llamó hoy a la unidad de los argentinos para «superar los muros del rencor y el odio», propuso un plan integral para combatir el hambre y el desempleo, anunció la puesta en marcha de acuerdos básicos, además de una «reforma integral» del Poder Judicial y una renegociación de la deuda pública.

Fernández trazó esos objetivos al brindar su primer discurso ante la Asamblea Legislativa como presidente de la Nación, acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.
En ese contexto, anunció los ejes para combatir el hambre, mejorar el sistema productivo, educativo y la justicia, anunció que intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y destinará los fondos reservados de ese organismo para el programa de alimentación para los sectores más necesitados.

Ante el recinto de sesiones de la Cámara baja colmado de diputados y senadores, ministros de la Corte, empresarios, gobernadores, sindicalistas e invitados especiales, Fernández planteó la necesidad de lograr la unidad de los argentinos al señalar que «ha llegado la hora de abrazar al que piensa diferente«.

«Quiero garantizar entre todos los argentinos, más allá de su ideología, la convivencia entre los disensos«, expresó Fernández.

En ese sentido, pidió «ser capaces de convivir entre las diferencias» porque «nadie sobra en esta Nación ni por sus ideas ni por sus opiniones«, para luego puntualizar que «apostar a la fractura y a la grieta significa apostar a que esas heridas sigan sangrando» por lo que instó a la población a «superar los muros del rencor y del odio«.

Por otro lado, llamó a que «la Argentina unida le ponga freno a esta catástrofe social«. Al respecto, anunció que la primera medida de su gobierno será lanzar el «Plan Integral de Argentina contra el Hambre» porque, advirtió, «los marginados, necesitan ser parte y ser comensales en la misma mesa de una nación que tiene que ser nuestra casa común«.
«Por eso la primera reunión oficial de nuestro Gobierno consistirá en un encuentro de trabajo sobre esta prioridad, el Plan Integral Argentina Contra el Hambre. Allí todo nuestro gabinete y las personalidades de la sociedad civil que generosamente se han sumado a nuestro llamado, comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso«, adelantó.
Esto, remarcó, «nos exige reorientar prioridades en economía» y precisó que «la solidaridad en la emergencia tiene muchas caras«.

«Las economías familiares se encuentran asfixiadas por los altos niveles de endeudamiento, a tasas usurarias y en algunos casos con esquemas de devoluciones diarias«, alertó.

En esa misma línea, Fernández anunció que «en los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios y las diversas expresiones sociales, para la puesta en marcha de un conjunto de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, que constituyan el cimiento sólido a partir del cual se vuelvan a encender los motores de nuestra economía«.

«Estaremos planteando en esta convocatoria una serie de medidas para restablecer los indispensables equilibrios macro-económicos, sociales y productivos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar. Sabemos que estaremos transitando un sendero estrecho, complejo, desafiante, donde no hay lugar ni para los dogmas mágicos ni para las pujas sectarias«, añadió.

A lo largo de su discurso de casi una hora, Fernández se refirió a la deuda pública y señaló que «el gobierno que acaba de terminar su mandato dejó al país en situación de virtual default. Siento por momentos estar transitando el mismo laberinto que nos tocó a Néstor (Kirchner, el fallecido ex presidente) y a mí en 2003«.

Al respecto, agregó que no habrá pago de los compromisos externos «si no se crece porque para poder pagar hay que crecer primero«, tras lo cual señaló que «buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el Fondo Monetario Internacional y con nuestros acreedores. Resolver el problema de una deuda insostenible que hoy tiene Argentina no es una cuestión de ganarle una disputa a nadie«.

«El país tiene la voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo«, advirtió y recordó que «el Gobierno saliente tomó una inmensa deuda sin generar más producción con la cual obtener los dólares imprescindibles para pagarla. Los acreedores tomaron un riesgo al invertir en un modelo que ha fracasado en todo el mundo una y otra vez«.

En unos de los pasajes más aplaudidos de su discurso, Fernández anunció una reforma judicial integral y condenó las «persecuciones indebidas y las detenciones arbitrarias inducidas por quienes gobernaban y silenciadas por cierta complacencia mediática«.

«Cuando se presupone la culpabilidad de una persona sin condena judicial, se viola la Constitución y los principios más elementales del estado de derecho«, reflexionó, para luego anunciar que enviará al Congreso «un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia«.

Por otra parte, aseguró que en su gobierno «vamos a atender la salud de los argentinos a través del Ministerio que alguna vez degradaron. La desatención que en estos años ha padecido la salud en Argentina está a la vista. Enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros«.

El momento más emotivo de su discurso fue cuando se comprometió con la política para erradicar la violencia de género y dijo que «Ni una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república. El Estado debe reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación«

Luego de agradecer a sus padres, a la vicepresidenta Fernández de quien ponderó su «profunda generosidad y su visión estratégica«, y resaltar la memoria del ex presidente Néstor Kirchner, el flamante mandatario recordó una de las frases más tradicionales del ex presidente radical Raúl Alfonsín.

«Cuando mi mandato concluya, la democracia argentina estará cumpliendo 40 años de manera ininterrumpida. Ese día quisiera demostrar que Raúl Alfonsín tenía razón cuando decía que con ‘la democracia se come, se cura y se educa’«, acotó Fernández e instó a los argentinos: «Pongámonos de pie y empecemos nuevamente nuestra marcha«.

Fernández declarará la emergencia sanitaria y cumplirá «en tiempo y forma» el plan de vacunas

El presidente Alberto Fernández anunció ante la Asamblea Legislativa que se «declarará la emergencia sanitaria» y dijo que se arbitrarán todas las medidas para que se cumpla «en tiempo y forma» el plan de vacunas, haya insumos en todos los hospitales y que los jubilados de menores ingresos accedan a los medicamentos en forma gratuita.

Fernández expresó estos conceptos al pronunciar su primer discurso como Presidente de la Nación en el Congreso Nacional.

El presidente anunció que se va «declarar la emergencia sanitaria para que las argentinas y los argentinos vuelvan a tener derecho a una atención de salud oportuna y de calidad«.

En ese sentido, el jefe de Estado dijo que «se atenderá la salud de los argentinos a través del Ministerio que alguna vez degradaron. La desatención que en estos años ha padecido la salud en Argentina está a la vista«. Al respectivo, Fernández destacó que «enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros«.

Subrayó que «de aquí en más, arbitraremos las medidas pertinentes para que nuestros hijos sean vacunados en tiempo y forma, para que en los hospitales no falten insumos y para que los remedios lleguen a nuestros abuelos de menos ingresos de modo gratuito«.

Seguridad, Justicia y el Consejo Económico y Social, la agenda de Fernández para el Congreso

El presidente Alberto Fernández mencionó hoy tres temas que serán abordados por el Congreso: la creación del Consejo Económico y Social para el Desarrollo, una propuesta de transformación y coordinación estructural de toda la política de seguridad ciudadana y prevención de la violencia y una reforma integral del sistema federal de Justicia.

Al mismo tiempo, ratificó que el Presupuesto 2020 no será debatido este año, y que su formulación dependerá de la renegociación de la deuda. «En los próximos días estaremos enviando al Parlamento las bases legislativas para institucionalizar un Consejo Económico y Social para el Desarrollo, que será el órgano permanente para diseñar, consensuar y consagrar un conjunto de políticas de Estado para la próxima década«, dijo Fernández en su discurso ante el Congreso, y agregó: «Le daremos rango legislativo y propondremos que sus máximas autoridades sean elegidas con acuerdo Parlamentario, por un período de gestión que trascienda nuestro mandato«.

«Pretendemos que en este ámbito plural se diseñen los grandes pilares institucionales y productivos de mediano y largo plazo -sin discusiones coyunturales-, rumbo a un desarrollo humano integral e inclusivo«, añadió.

Sobre el segundo de los proyectos, remarcó: «en las próximas semanas estaremos enviando al Parlamento y sometiendo al debate informado de la sociedad civil y los expertos de todo el país, una propuesta de transformación y coordinación estructural de toda la política de seguridad ciudadana y prevención de la violencia«.

«Aspiramos a que sea no sólo una política de Estado sino también una política de la sociedad, concertada, plural, integral y cogestionada, más allá del plazo de nuestro mandato, entre todos los actores del sistema político. Para evitar los péndulos peligrosos que no hacen más que poner en cuestión la credibilidad de las instituciones«, enfatizó.

Sobre la reforma integral del sistema federal de justicia, dijo que enviarán al Parlamento un conjunto de leyes «que permita superar este muro que lo único que ha garantizado en la Argentina es la impunidad estructural«.

«Al mismo tiempo, estaremos reorganizando y concentrando los esfuerzos de la justicia de modo que se pueda enfatizar con eficacia y transparencia la investigación del crimen organizado, el crimen complejo y el narcotráfico y la droga, que son flagelos que debemos abordar con un carácter sistémico«, completó.

Sobre la denominada ley de leyes, sentenció: «He decidido que no le daremos tratamiento parlamentario al Presupuesto Nacional proyectado por el gobierno saliente para el ejercicio 2020. Sus números no reflejan ni la realidad macroeconómica, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente han sido asumidos«.

«Un presupuesto adecuado solo puede ser proyectado una vez que la instancia de negociación de nuestras deudas haya sido completada y, al mismo tiempo, hayamos podido poner en práctica un conjunto de medidas económicas, productivas y sociales para compensar el efecto de la crisis en la economía real«.

 

(Télam). Foto: TN

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Política

ir arriba