El tiempo - Tutiempo.net

Que tu luz interior se destaque

en Opinión

Estoy preocupado por lo que veo… El hombre está metido en una
problemática cotidiana tan intensa, que se está olvidando del valor
esencial de la vida. El dinero es la medida de la satisfacción, es el objetivo a alcanzar. La estabilidad emocional va en función de la economía. Incluso la salud acaba rendida ante su potestad. ¿Qué es lo que hay que hacer de manera cotidiana para ser feliz?

OIR MUSICA todos los días… La que te mueva los sentimientos, la que te haga aflorar tu lado humano. La música es, con la oración, el puente vibratorio más eficaz para conectar con Dios. Un día sin música es como un día sin agua.

publicidad.jpg

SER POSITIVO. Cuando tengas ante ti un escenario de duda… «piensa bien y acertarás». Atrae el optimismo, declara solo cosas buenas para tu vida… y recuerda que el pesimismo llega solo.

ORAR todos los días. Háblale a Dios para que te escuche.

HABLAR BIEN de todos. Si te conduce una plática a denostar una persona o grupo, asegúrate que esté presente para que argumente en su defensa. Y asegúrate si es verdad lo que van a decir. Y si ves que no, mejor retírate… el chisme contamina.

SER JUSTO. Cuando te propongan una injusticia, no la tomes. Si te trae un
beneficio, piensa que es aparente.  Si no están claros los argumentos… busca la verdad.

LEER todos los días. Aunque sea un párrafo. Los libros traen riqueza interior. Satisface tu curiosidad. El que no lee, recicla sus pensamientos. ¡Sacude el ambiente viciado de las ideas!

ENRIQUECER tu vocabulario. Usa sinónimos. Muestra tu cultura. A cada concepto, una palabra. A cada vocablo un sentimiento.

REÍR a diario. Reír es casi igual de importante que llorar. Llora lo más que puedas. La risa y el llanto se llegan a tocar en la alegría. La nobleza se basa en externar sentimientos.

SER CONSTANTE con aquellos que amas. Por lo general lo que amas guarda sus razones. No ocultes tus afectos. Se transparente.

Mantener despierto el INTERÉS. Siempre hay algo que aprender. A cualquier edad y condición. Deja que el espíritu se asome por tus ojos, por tu pensamiento. La inteligencia es curiosa. La ignorancia, perezosa.

AGRADECER todos los días. No necesitas voltear a tu alrededor para darte
cuenta de lo que tienes que agradecer. ¡La vida misma! Tuviste más suerte que otros. Tu salud, tu familia, tu trabajo, tu comida, etc. Piensa en el regalo que representa tu existencia.

PERDONAR más… Para qué andar guardando con resentimiento y cosas del pasado. La agresión, el dolor, la culpa, la ofensa, es un regalo. Sólo tú mismo sabes si lo recibes. Todavía no conozco a alguien que no se equivoque. No guardes nada oscuro en tu corazón, ni remordimientos ni arrepentimientos, ni envidias ni frustraciones o apegos…

JUSTIFICARSE menos. Aprende de tus errores. Cuando los pasas por alto no se crece, mejor date cuenta de tu equivocación, acepta tu culpa y dale carpetazo al asunto.

Demostrar tu AMOR. Demuestra cuán importante eres para ti mismo, regálate aquello que siempre quisiste, apapacha a los que más amas, y díselo; porque te sorprenderán los resultados.

De nosotros depende que se vea fácil lo difícil… NUNCA SE DEBE PERDER LA FE. Hagamos como la luz; aprendamos a fluir. ¡HAGAMOS LO IMPORTANTE, que lo urgente puede esperar!

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

ir arriba