El tiempo - Tutiempo.net
publicidad.jpg

Horror en Matheu por el femicidio de una embarazada

en Policiales

Antonella Osorio tenía 28 años, cinco hijos y otro en camino cuando su pareja, Andrés Fervesani, le propinó una brutal golpiza que terminó con su vida y la del pequeño que crecía en su vientre. El femicida está prófugo y la familia teme represalias.

Oriundos de Matheu, esta pareja ya había tenido episodios de violencia pero Antonella tuvo temor de denunciar: “en los ocho años que estuvo en pareja con Antonella le inspiró miedo, la hizo su presa y ella se volvió muy sumisa”, relataba un familiar a un medio nacional, y continuó: “él es una persona que consume, es un enfermo de las drogas y se dedica al robo de bicicletas y perros de raza. En ese contexto vivía ella, porque estaba en pánico y ni siquiera quería denunciarlo”.

publicidad.jpg

La madrugada del 20 de julio Fervesani llegó a su domicilio del barrio Villa Saboya, de la localidad de Matheu, con signos de haber consumido drogas y alcohol, y atacó a Antonella a golpes sobre la cama. Los vecinos, al oír los gritos de la mujer, llamaron a la policía. Aunque el sujeto fue detenido –además del violento ataque a la mujer, amedrentó al personal policial con un cuchillo- fue liberado horas después, ya que Antonella tuvo miedo de denunciarlo.

Antonella Osorio tenía cinco hijos, de 10, 8, 5, 2 y 1 año, y luego de la agresión los llevó con ella a la casa de su madre, quien con el correr de las horas notó la desmejora de su hija y la llevó al Hospital Erill. Allí constataron que estaba embarazada de 17 semanas, pero el feto se encontraba sin vida como consecuencia del brutal ataque, y ella estaba cursando una sepsis, una infección generalizada que finalmente acabó con su vida el domingo, 72 horas después del ataque.

Andrés Fervesani, al recuperar su libertad, huyó de su domicilio. Vecinos de la familia indican que lo habrían visto en una villa de la zona de Boulogne. Por cualquier información, la familia agradecerá su notificación a las autoridades policiales, ya que temen que el femicida tome alguna represalia contra ellos y además está siendo buscado por la justicia por homicidio doble agravado por el vínculo.

Los niños, en tanto, quedaron en custodia de la familia materna y seguramente deberán realizar pericias psicológicas para evaluar los daños emocionales y físicos y recibir la contención que requiere este tipo de situaciones.

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Policiales

ir arriba