Se trata de la realización de un nuevo emprendimiento de la empresa EIDICO. Un “Barrio cerrado” que ocupará terrenos linderos con el barrio San Isidro Labrador del complejo Villanueva, cercano a Dique Luján y Villa la Ñata.

Un grupo de vecinos exige “un freno a los negociados inmobiliarios que ponen en peligro a la mayoría de la población por el riesgo cierto de inundaciones, que destruyen la identidad cultural y natural de la región, y se encuentran movilizados desde febrero de 2019”. Cada domingo, realizan cortes parciales en la ruta de entrada al pueblo frente a las obras ya iniciadas, para informar a la población acerca de las graves consecuencias y del grado de destrucción ya realizado en el humedal.

Reclaman que la empresa Eidico ya realizó un enorme terraplén de más de 2 metros, rellenó el Canal Benavídez y tapó la zanja de desagüe e invadió el espacio público, dejando casi sin banquina a la ruta.

publicidad.jpg

También reclaman la falta de respeto a los sitios arqueológicos de los pueblos originarios que quedaron adentro del predio en donde se está construyendo el barrio cerrado.

La Bellaca, donde se construye el barrio privado «Santa Ana», era uno de los últimos humedales de Villa La Ñata. Allí, además de la riqueza natural, se conservaba una reserva arqueológica con enterratorios humanos de los pueblos originarios que habitaban el lugar antes de la conquista española.

Las comunidades indígenas, como la multiétnica Punta Querandí (de Dique Luján) y la qom “Cacique Ramón Chara” (de Benavidez), con el apoyo de los pobladores locales, reclaman la ampliación de cada uno de los espacios protegidos y el reentierro de los 7 cuerpos excavados por arqueólogos en décadas pasadas. Existe la Ley 25.517 y su Decreto Reglamentario 701 que legisla sobre este derecho.

En un reciente comunicado, ante el creciente descontento social, la empresa EIDICO emitió un comunicado, informando: “Con relación a las acusaciones vertidas en medios de comunicación por parte de un grupo de vecinos al Barrio Santa Ana, que está desarrollando nuestra empresa en Tigre, en donde se hace referencia a supuestas irregularidades en su construcción, EIDICO desea aclarar que dicho emprendimiento está diseñado y emplazado bajo la reglamentación y exigencias tanto del Municipio de Tigre como de la Provincia de Buenos Aires”.

“En cuanto al “relleno indiscriminado” que supuestamente se estaría realizando, es importante aclarar que el terraplén existente forma parte de las obras estipuladas en el proyecto hidráulico presentado al Municipio con fecha 22 de mayo de 2015 y aprobado con fecha 28 de abril de 2016. Asimismo, la Autoridad del Agua de la Provincia (ADA) aprobó el Proyecto cursado bajo el expediente N°2406-403/2015. Santa Ana cuenta con tres lagunas internas que sirven de reservorios y tienen la finalidad de recibir y retener el agua proveniente de las lluvias”, añadieron.

Compartila en las redes

1 Comment

  1. EIDICO: no hay «supuestas irregularidades a la construccion «, hay actualmente un hermoso carte con letras rojas sobre el anuncio de la obra que dice CLAUSURADO.
    en la audiencia publica del jueves 16 , demostramos a traves de mas de 35 oradores el crimen ecologico que esta cometiendo esta empresa, dañando directamente a los vecinos que vivimos fuera del alambrado, impidiendo que 1770000 m3 de agua puedan moderar el efecto de las inundaciones, negando la funcion ecosistemica del humedal que lo constituia. arrasando con todo el suelo, la flora y la fauna del lugar, que era nativo. El daño ya es irreparable, pero nuestra lucha es para impedir que este modelo inmobiliario criminal siga avanzando.

Responder a Marcelo Alvarez Cancelar respuesta

Su Email no será publicado

*