publicidad.jpg

“El Hospital Erill no brinda las condiciones mínimas para trabajar o estar internado”

en General

El gremio CICOP envió una durísima carta a la gobernadora Vidal y al ministro de Salud, definiendo al nosocomio como “inseguro y violento”. También hizo hincapié en los sueldos: “Los profesionales ingresantes con 9 años de formación cobran salarios por debajo de la línea de pobreza”.

En las últimas horas trascendió la carta que el gremio CICOP, que nuclea a los trabajadores de la salud, envió a la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Salud Andrés Scarsi, destacando que “las condiciones de trabajo y atención en el Hospital Erill de Escobar son inaceptables”.

A continuación, el texto completo:

publicidad.jpg



Hospital inseguro y violento


En el hospital hacemos lo que podemos, sin el equipamiento, insumos y personal profesional y no profesional suficiente para una demanda creciente.




El hospital Erill de Escobar debe ser la mejor opción para todos y todas, sea para una respuesta rápida en algún accidente o en padecimientos que debemos programar. Muchas veces nos supera la justificada demanda de los usuarios, que terminan responsabilizando del deterioro de la salud pública a quien lo atiende, el Estado debe cuidarlos y el médico, la enfermera o administrativo termina recibiendo la furia de una política sanitaria que los abandona. Así es que nos insultan, nos amenazan de muerte en las escaleras, nos golpean o se nos persiguen armados por los pasillos.

Debemos agradecer a Dios que solo sufrimos en silencio, EN LO QUE VA DEL AÑO NO CONTAMOS CON CUSTODIA POLICIAL DE NINGÚN TIPO. Cualquier persona podría hacer lo que quiera donde quiera en el hospital. Desde nuestra asociación lo hemos denunciado a la dirección del hospital y al ministerio de salud sin que se garanticen la seguridad de los pacientes y trabajadores.

Es importante que los usuarios del hospital sepan que muchos de los administrativos que los atienden al llegar a la guardia trabajan en negro; la Provincia más rica del país les paga 75 pesos la hora, sábados domingos o feriados y sin ningún aporte o cobertura social. Y que los profesionales ingresantes con 9 años de formación cobran salarios por debajo de la línea de pobreza.

El Hospital Erill no brinda las condiciones mínimas para trabajar o estar internado, en invierno no hay calefacción y en verano solo ventiladores que aumentan el riesgo de diseminar enfermedades. Pacientes hacinados, niños que esperan ser atendidos en sucias y riesgosas escaleras.

Solo como ejemplo de una planificación en salud ausente, en base a nuestros datos estadísticos hemos detectado que la prevalencia de sífilis en la población de Escobar es del 11%, así lo hemos comunicado, sin embargo, el Ministerio aún no ha aprobado los insumos diagnósticos para detectar y evitar complicaciones en los embarazos de riesgo. Otro tanto para detectar tuberculosis, otra epidemia oculta, en la que debemos trabajar sin las mínimas condiciones de bioseguridad. Los más llamativo es que el ministerio de salud, que es responsable del abandono edilicio, elabore un informe en donde detalla los riesgos inaceptables en los que atendemos, como que se incendien los pisos de internación y no haya escaleras externas para evacuarlos, o morir electrocutado al retirar una historia clínica de estantes electrificados.
El estudio fue realizado al 31 de octubre de 2018 por la Dirección Provincial de Hospitales y está
firmado por el Dr. Walter Paz. Se describen los riesgos inaceptables que enfrentamos pacientes y trabajadores del Erill de Escobar, y que deben abordados por la dirección del hospital:
—Peligro eléctrico, peligro de incendios, peligro estructural, peligro de evacuación.
—Peligros sobre procesos operativos y administrativos (Temor a la puesta en evidencia de riesgos y procedimientos inseguros).
—Peligros biológicos.
Riesgos que deben ser abordados de manera inmediata por la dirección del hospital:
—El riesgo eléctrico (electrocución de los/las trabajadores) es inmediato, la probabilidad de ocurrencia es inmediata
—El peligro de incendio elevado, la probabilidad de ocurrencia es inminente, la vulnerabilidad (que los trabajadores y/o pacientes mueran o se quemen es alta.
—El peligro de evacuación es elevado, la probabilidad de ocurrencia alto y que los trabajadores o pacientes se vean afectados es alta.
—Los riesgos estructurales de las áreas de trabajo e internación son elevados, la probabilidad de que se nos desmorone en la cabeza es medio.
Por estos motivos que desde la CICOP exigimos al ministerio de salud y a sus representantes en el hospital, su dirección, que se garanticen de manera inmediata las condiciones mínimas de seguridad laboral y atención para todos los trabajadores del hospital.
 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de General

ir arriba