El tiempo - Tutiempo.net

El antídoto para el desánimo

en Opinión

Un hombre, después de un día de mucha angustia – había perdido el empleo por la mañana y un ser querido por la tarde, sintió dificultades para dormir  por la noche.


Mirando al techo de su cuarto, dijo: «Señor, tú estás ahí, ¿no es? Fue un día de pérdidas, pero no puedo y no quiero perder Tu compañía y tu amor».

Enfrentamos varios tipos de luchas. Cada uno tiene la suya, diferente, pero igualmente aflictiva. Nos sentimos débiles, impotentes, desalentados, completamente solos.  ¡No estamos solos! Tenemos la compañía y el amor del Señor siempre a nuestro lado.


«He pasado por días difíciles, angustiantes, desalentadores». ¿Quién puede decir que eso no es verdad en su vida? Yo no puedo y creo que usted tampoco.  ¿Y qué nos mantiene de pie? El brazo amigo de nuestro Señor Jesucristo.

Sufrimos, pero oímos la voz del Señor en todo instante: «Ten buen ánimo»… ¿Qué está faltando para ti? ¿El ánimo o la presencia de Jesús en tu corazón? Sólo basta tener Jesús y el ánimo volverá; estoy seguro de eso. Y tú puedes tener la misma certeza.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti salud, paz, amor, y mucha prosperidad.

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Correo de Lectores

Nos escribe Ángeles, quien nos relata lo que le sucedió el pasado

Para pensar

Un médico entró al hospital corriendo, luego de recibir una llamada de
ir arriba