Aunque para muchos durante la Semana Santa es cuando se celebra la verdadera Pascua, lo cierto es que ésta tiene una duración de más de un mes, y antiguamente era considerado como un gran “domingo festivo”.

El tiempo pascual está formado por un total de 57 días, que en griego se traduce como “pentecostés”, y que se han de celebrar como un sólo día festivo. Estos cincuenta y siete días se median entre el domingo de la Resurrección hasta el domingo de Pentecostés.

publicidad.jpg

¿Qué se celebra en la Pascua?

La Pascua se inicia con una vigilia y se celebra durante siete semanas hasta Pentecostés, y es el paso de Cristo de la muerte a la vida, a su existencia definitiva y gloriosa. Hay que decir que La Pascua se celebra tanto entre el pueblo judío como el cristiano, aunque lo cierto es que para ambos se celebra de un modo distinto.

La Pascua Judía

La Pascua Judía era, antes de Cristo, una fiesta agrícola que celebraban los pastores y en la que se sacrificaba a un cordero para pedir la fertilidad de la tierra. Tras Cristo, se convierte en une festividad en la que se celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. En la pascua los judíos celebraban -y celebran en la actualidad- el paso a través del Mar Rojo del pueblo hebreo, hacia la liberación de la esclavitud.

La Pascua Cristiana

La Pascua Cristiana celebra no sólo la vida de Jesús (Cristo), sino que además se celebra el paso de éste de la muerte a la vida. La Pascua, para los creyentes cristianos, es el momento de la resurrección de Cristo y su elevación hacia la vida eterna.

Por otro lado, tenemos que hablar de otro tipo de Pascua que está relacionada con raíces germánicas, que adapta de manera pagana los rituales de la pascua cristina.

La Pascua no litúrgica

En la zona germánica, al igual que en otras regiones del mundo, la evangelización no pudo desarraigar del todo los festejos más importantes de estos pueblos. Allí se celebraba antiguamente una fiesta en honor a Eostre, diosa pagana germánica de la primavera y la luz. Era un festival del equinoccio de la primavera, el 21 de marzo, en el que se celebraba el fin del frío y la oscuridad y la vuelta a la vida después del crudo invierno.

En cuanto a los símbolos de la pascua tenemos que mencionar los huevos, que son símbolo de fertilidad aunque hay que añadir que nunca fue aceptado como símbolo por los cristianos ortodoxos, lo que nos indica que es verdaderamente un icono ajeno a la Pascua religiosa.

sobrehistoria.com

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*