El tiempo - Tutiempo.net

Líbrame del hombre del helado

en Opinión

Luicito estaba ahorrando sus monedas para comprar una pelota de basquet. Una noche, su madre lo oyó decir en oración: «Señor, ayúdame a ahorrar para que pueda comprar mi pelota de basquet, y por favor no permitas que el hombre del helado pase aquí en nuestra calle».


Lo que aquel niño estaba haciendo era pedir a Dios para lo librara de las tentaciones. Él temía no poder resistir y perder su bendición… Debemos imitar al pequeño Luicito. Por más fuertes que seamos, en la vida espiritual, estamos sujetos a perder nuestra comunión con Dios si no vigilamos
en oración.

Pedimos muchas cosas al Señor Jesús. Pero para que nuestras peticiones puedan ser atendidas, pidamos también que Él nos libre de los engaños y tentaciones de la vida. Conocemos nuestras debilidades y lo mejor es evitar estar delante de ellas. Cuando Dios nos protege de las trampas del diablo, las posibilidades de pecar son mucho menores. Y, lejos de los males de este mundo, tenemos mucho más condiciones de agradecerle en todas nuestras actitudes.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un saludo, y mi deseo de que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha prosperidad.

publicidad.jpg


Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

ir arriba