Nada tengo que decir

en Opinión

«Los bendecidos son aquellos que no tienen nada que decir y, por lo tanto, no pueden ser persuadidos a  decirlo»  (James Lowell).



Si nada tenemos que decir, ¿qué diremos? Que nuestra palabra es lo que oímos del Señor, que nuestro amor es el que fue plantado por el Señor en nuestros corazones, que nuestra fe fue regalada por Dios cuando abrimos el corazón a Jesús.

No hay nada que decir, sin embargo, mucha cosa hablamos! Cuando hablamos sólo lo que  aprendemos de la Palabra de Dios, erramos mucho menos. Cuando nuestras actitudes  imitan las actitudes del Señor, erramos mucho menos. Cuando nuestra
fe viene de la experiencia de  vivir  en  la  presencia  del Señor, erramos mucho menos.
Si somos persuadidos a decir lo que viene del Señor y no  de nosotros mismos, entonces somos bendecidos… muy bendecidos.


Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un saludo, y mi deseo que Dios te Bendiga y prospere en todo; y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha prosperidad.


Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Breve reflexión

Existe una gran tentación de declararnos insatisfechos con lo que hacemos y

Evitemos las discusiones

Las discusiones empiezan generalmente por pequeñeces, pero el calor de la discusión

Vientos favorables

«Soy un hombre infeliz. Todo lo que pienso hacer va mal. Cuando
ir arriba