¿Es que todo tiene un precio?

en Opinión

 
Hay cosas que son tan fáciles y sencillas cuando existe el amor, brotan naturalmente y aunque no se compran ni se venden, son de inmenso valor…

Un abrazo en un momento de fragilidad, cuando tenemos miedo o ganas de llorar, aunque es muy fácil de darlo es tan difícil a veces encontrarlo, no tiene precio recibirlo, vale tanto…

Un te amo que brote desde el corazón, cuando sale repleto de amor, parece ser fácil pronunciarlo, pero decirlo es a veces tan complicado, y cuando se escucha se dan momentos que no tienen precio por tan incalculable valor…

publicidad.jpg

Un consejo en la confusión o a la hora de tomar una decisión, cualquier puede darlo, pero no todo el mundo sabe darlo, encontrarlo, no tiene precio, es una bendición…

Una amistad verdadera, capaz de enfrentar toda prueba, no se encuentra en todos lados, pueden que surjan muchos intentos, pero no tiene precio el amigo sincero y leal, es un tesoro y privilegio serlo y encontrarlo…

El beso y el abrazo de una madre, son de las cosas incalculables de valor que muchas veces no se valoran, solo cuando se añoran, no tienen precio porque son regalo de Dios.

El perdón anhelado, de ofrecerlo y encontrarlo, le da tanta paz al alma, que no tiene precio ese momento sagrado de liberación… Hay que experimentarlo y sentirnos privilegiados…

Ver, oír, hablar, caminar, tener nuestras facultades físicas y fisiológicas, amar y ser amados, son bendiciones incalculables que nos hacen sentir multimillonarios, porque no se venden ni se compran por nada, no tiene precio el poder disfrutar de ellas…

Contar contigo, así como eres, encontrarte en mi camino, ser parte de la historia que este momento escribimos, nunca lo imaginé, no tiene precio, me hacen sentir afortunada de tenerte.
Y pareciera que todo esto fuese tan sencillo, no nos damos cuenta que son milagros que contemplamos, que no venderíamos ni podríamos contemplarlos, porque no tienen precio pues valen demasiado…

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un saludo, y mi deseo que Dios te Bendiga y prospere en todo lo que emprendas, y derrame sobre tí, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

ir arriba