Fraudes y mentiras son inútiles

en Opinión


Un hombre, aunque no supiera tocar ningún instrumento, le pidió al maestro que le dejara tocar la orquesta para impresionar a sus amigos.

Sólo fingía y no molestaría a los demás. Estos lo aplaudieron mucho. Pero cuando estaban en una fiesta, pidieron que tocara el mismo instrumento para que todos pudieran apreciar su talento.

¿De qué sirve pasar una imagen de lo que no somos? ¿Qué valor tiene la mentira ante la verdad?  La honestidad nos valora mucho más que un talento falso… ¿Qué piensa usted?


Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un saludo, y mi deseo que Dios te Bendiga y prospere en todo; y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha prosperidad.


Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Nada tengo que decir

“Los bendecidos son aquellos que no tienen nada que decir y, por
ir arriba