Las facturas de electricidad podrían reducirse, y hasta tener saldo a favor

en Economía

Si, es posible. Le contamos cómo.

 

El Gobierno Nacional reglamentó en los últimos meses la Ley N° 27.424: “Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública”, que fue sancionada y promulgada a fines del año pasado, que permite a los usuarios generar su propia electricidad mediante sistemas de energía alternativos “inyectándola” a la red actual, y obliga a las empresas a facilitar dicha inyección, y acreditar “saldos a favor” de energía inyectada a la red, a los usuarios/proveedores.

Esta normativa, que “tiene por objeto fijar las políticas y establecer las condiciones jurídicas y contractuales para la generación de energía eléctrica de origen renovable por parte de usuarios de la red de distribución, para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red, y establecer la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución, sin perjuicio de las facultades propias de las provincias”, ya se está implementando en varias provincias de nuestro país, y esta norma va a unificar los parámetros técnicos y regulatorios.

En pocas palabras, los usuarios, tanto residenciales como comerciales, podrán generar su propia energía y venderle a la empresa distribuidora el excedente, lo que traerá un ahorro significativo en la factura, y eventualmente generaría saldos a favor, que las empresas deberán retribuir. Las compañías, por su parte, deberán instalar los medidores correspondientes, con los que se controlará el consumo y la inyección de la energía autogenerada a la red eléctrica. Otro ahorro se producirá al descontar de las facturas el costo del transporte y de la distribución de la electricidad que surge cuando va desde las centrales eléctricas hasta el enchufe de las casas, de entre un 8 y un 15 por ciento.

Además, esta normativa traerá una reducción en la inversión inicial de los sistemas de energía solar, ya que al implementar la generación distribuida los equipos no necesitan baterías, lo que reduce significativamente su precio y evita todo tipo de mantenimiento por aproximadamente 25 años, que es la vida útil de los sistemas de este tipo.

¿Cuánto podrá ahorrar un usuario?
El costo por el consumo de energía en una casa o negocio es relativo, depende de la provincia donde se encuentre, los metros de la propiedad y el uso que se haga de la electricidad, pero según estimaciones oficiales de las empresas distribuidoras eléctricas, el consumo promedio de una familia tipo por mes equivale a 350 KWH.
Un sistema de energía solar que genera 160 KWH al mes, permite a un usuario particular promedio ahorrar el 50% de su factura, y requiere de una inversión inicial de cerca de $50.000(*), que se amortigua en 5 o 6 años. Con la nueva ley, según este ejemplo, el consumidor además podrá vender el excedente de energía autogenerada en períodos en que no la utilice, como cuando se encuentre de vacaciones o fuera de su casa.

 

 

(*)Costo del sistema On-grid EXO Energy de 1.1KW (160 KWh/mes) 1.909 USD + IVA al 02/11/2018. Sólo a modo ilustrativo. Según marcas y fabricantes los costos varían, y además se puede comenzar con un panel solar, e ir agregando a futuro. Si bien el costo inicial es elevado, se comienza a amortizar rápidamente con el ahorro en la factura de electricidad.

Fuente: Maximiliano Miodowski, gerente de tecnología de EXO Energy.

 

 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Economía

ir arriba