Cristo es Rey

en Opinión

La Fiesta de Cristo Rey.  Esto debe hacer que nuestra fe nos lleve a comprender que debemos asumir con responsabilidad la tarea a la que hemos sido llamados para compartir con Él su reinado: extender la obra de salvación a favor de los más necesitados, labor que surge del
compromiso que tenemos como cristianos.

Nuestro Señor vino a este mundo como pastor, y como el Rey de los Pastores. Los Pastores representan a todos aquellos que se han comprometido a llevar una vida sagrada. En ese sentido, todos somos pastores, y Nuestro Señor desea favorecer a todos los que son como Él.

Como buen y amoroso Pastor de nuestras almas, que son sus ovejas, Jesús vino a enseñarnos lo que debemos hacer para que podamos alcanzar la plenitud a través Suyo. Él vino a restablecer aquello que se había perdido, y nunca nadie ha sido traicionado por Él.

Jesús, en condición de rey, fue llamado a convertirse en Salvador, y fue Su deseo que otros compartieran también la gloria de transformarse en líderes, particularmente Su santa Madre. Jesús hizo posible que la bondad de Dios fuese más abundante que la maldad.

El superó a la muerte, la enfermedad, las grandes dificultades. La obra de Jesús es verdaderamente sanadora, sobre todo cuando toca nuestra miseria y la hace digna de amor. Cuando nosotros poseemos el amor de Dios, estamos facultados para participar en la obra de nuestro Salvador.
Dios quiso salvar al pueblo Hebreo a través de Abraham, Isaac, Jacobo y de otros profetas. Pero el momento en que podemos ver realmente el deleite y la preocupación de Dios por este mundo, es cuando nos envía a nuestro Salvador Jesús.

Nosotros sembramos la vid para poder cosechar sus frutos, aun cuando las hojas y las yemas preceden a ese fruto. Del mismo modo, a pesar de que Nuestro Salvador ocupaba el primer lugar dentro del plan eterno de creación de Dios, la vid (el universo) fue sembrado primero. Es por
esto que a Jesús se le denomina “el primogénito de toda la creación”.

Como hojas o como flores, las múltiples generaciones que precedieron a Jesús prepararon el camino para Él. Qué felices nos sentimos todos cuando escogemos a Jesús como nuestro líder, aquel que nos provee una paz y tranquilidad incomparable siempre y cuando nos decidamos a
seguirlo. Nuestro Salvador nos demuestra que el mal jamás podrá vencer la majestad de Dios, sino que al contrario, Su bondad será la que vencerá a la maldad: Tal es la obra de un verdadero Rey.

(Adaptación de los escritos de San Francisco de Sales).

“Cristo es el Rey del universo y de cada uno de nosotros. Es una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque celebramos que Cristo es el Rey del universo. Su Reino es el Reino de
la verdad  y la  vida,  de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz”.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un saludo, y mi deseo de que Dios te bendiga y prospere en todo lo que emprendas, y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor y mucha Prosperidad.

 

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Tiempo de descansar

Un miembro de iglesia se aproximó a su pastor y dijo: “Yo
ir arriba