Perseverancia

en Opinión

En sus tierras áridas, Mateus empezó a cavar un pozo.Todos sus momentos libres eran dedicados a la tentativa de conseguir agua para sus plantaciones. Cristiano fiel, jamás faltaba a las reuniones de la iglesia. En los cultos de los fines de semana, en las reuniones de oración y en la Escuela Bíblica él siempre estaba presente.

Los hermanos siempre le decían: “Para de cavar aquel pozo, Mateus. No hay agua aquí. Descansa”… Pero, Mateus no desistía. Ya había una montaña de tierra en vuelta en el lugar donde cavaba todos los días.

Un día… Mateus empezó a cantar y gritar. El agua empezó a aparecer y su pozo luego se llenó, suministrando agua a él, sus plantaciones y todos sus vecinos. En la Escuela Bíblica de aquella semana el maestro hablaba sobre perseverancia.

Preguntó a los alumnos lo que entendían por perseverancia. En ese momento, el hermano Mateus, sonrió y contestó: “¡Perseverancia es cavar pozo!”

¿Por qué, muchas veces, nos desalentamos rápidamente de las luchas que enfrentamos? ¿Porqué no persistimos en la búsqueda de nuestros sueños? ¿Porqué la primera caída, o el primero fracaso nos hace desistir y volver? ¡Necesitamos aprender a cavar un pozo! Si el desempleo nos alcanza, perseveremos en cavar un pozo.

Si el dinero está escaso la angustia toma cuenta de nosotros, antes de llegar a la desesperación, continuemos a cavar el pozo. Si todos nos ignoran, si no hay una mano siquiera extendida para ayudarnos, confiemos en el Señor y no dejemos de cavar el pozo. ¡El agua luego surgirá! ¡La bendición será cierta! ¡Por Cristo, la victoria es nuestra!

 

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un saludo, y mi deseo de que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha prosperidad.

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

ir arriba