Por segunda vez en una semana, un llamado anónimo indicó la presencia de un explosivo dentro de las instalaciones de la calle Independencia. Por protocolo, miles de alumnos y docentes debieron desalojar el colegio.


 

 

Una nueva broma pesada se dio esta tarde en la Escuela Técnica Nº1 de Escobar Hipólito Bouchard, ya que por segundo miércoles consecutivo hubo una falsa alarma de bomba. Por supuesto, no había artefactos de explosivos dentro, pero los sistemas de alarma se activaron por protocolo.

Ante el llamado anónimo se procedió a evacuar la totalidad del personal docente, administrativo, auxiliar y alumnado, que lentamente debió abandonar el colegio, ubicándose en la vía pública y en la Plaza de los Combatientes.

Luego los servidores públicos cumplieron con el protocolo de seguridad, sin encontrar nada anómalo. El susto, en este caso, fue menor al habitual, ya que la noticia se repitió, y la broma no causa gracia alguna.

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*