publicidad.jpg

Organizaciones de la salud solicitaron retirar a Coca Cola como anunciante de los Juegos Olímpicos de la Juventud

en Vida saludable

Los Juegos se desarrollarán en octubre en la Ciudad de Buenos Aires. Las organizaciones y referentes sostienen que es una contradicción que una empresa de bebidas azucaradas patrocine y publicite sus productos no saludables en un evento deportivo al que asistirán más de 4000 chicas y chicos.


 

En el marco del Día del Niño, que se celebró el pasado domingo, más de 160 organizaciones y referentes nacionales e internacionales del ámbito de la salud lanzaron una declaración para que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires retire el patrocinio de Coca Cola de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Sostienen, entre otros puntos, que la promoción de bebidas azucaradas en este tipo de eventos puede instalar prácticas de hidratación poco saludables que pueden perdurar a lo largo de toda la vida y, a su vez, puede socavar los beneficios para la salud que aporta la práctica de actividad física.
La declaración, además, detalla que las estrategias de marketing, incluyendo el patrocinio de eventos deportivos, por parte de las empresas de bebidas azucaradas constituyen un determinante más de las elecciones de consumo y que los niños, niñas y adolescentes (NNyA) son una población vulnerable a este tipo de publicidad. El texto también señala que una de las principales fuentes de consumo de azúcar agregado es el consumo de bebidas azucaradas, y que Argentina lidera el ranking mundial de consumo de este producto con 137 litros per cápita por año.

Con este tipo de acciones, las empresas buscan promocionar sus marcas y captar consumidores. Si el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no retira el patrocinio de Coca Coca, más de 4000 chicos y chicas quedarán expuestos a la publicidad de este producto no saludable”, señala Lorena Allemandi, directora del área de alimentación de FIC Argentina. Y agrega: “La obesidad infantil es un grave problema de salud pública en nuestro país y en este contexto y dada la influencia del marketing de productos altos en azúcar, grasas y sal en la vulnerabilidad de los más jóvenes, es inaceptable que el GCBA haga este tipo de acuerdos con empresas que producen productos cuyo consumo tienen injerencia en el aumento de esta epidemia”.

En la Argentina, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar del año 2012, el exceso de peso en adolescentes de entre 13 y 15 años es del 28,6%, divididos en sobrepeso 22,7%, y obesidad 5,9%. La epidemia golpea más a los sectores vulnerables: los adolescentes de nivel socioeconómico más bajo tienen un 31% más de probabilidades de sobrepeso respecto a los adolescentes del nivel socioeconómico más alto, según un estudio de FIC Argentina y UNICEF Argentina.

El accionar de los gobiernos es fundamental para revertir esta tendencia, proteger a NNyA y garantizar su derecho a la salud y a la alimentación adecuada. Por ese motivo, en la declaración las organizaciones le exigen al Gobierno de la Ciudad de Buenos que retire de los Juegos Olímpicos de la Juventud el patrocinio de la empresa Coca Cola y arbitre las medidas necesarias para proteger a los NNyA de la exposición al marketing y patrocinio de alimentos y bebidas no saludables.

Este tipo de acuerdos entre el GCBA y esta empresa son un mecanismo de violación del derecho de los NNyA. El Estado en todos sus niveles tiene la obligación de protegerlos de la exposición a la promoción de productos que son perjudiciales para la salud. Esta obligación es justiciable, es decir, que puede ser reclamada ante la justicia y no descartamos recurrir a esa vía si no se adoptan las medidas necesarias para proteger la salud de los más jóvenes”, concluye Belén Ríos, codirectora ejecutiva de FIC Argentina.

 

Click acá para ver un documento informativo sobre esponsoreo de eventos deportivos
Click acá para ver la declaración con 168 adhesiones nacionales e internacionales

Fuente: FIC Argentina

 

 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Vida saludable

ir arriba