¿Esclavos del mal o siervos de lo bien?

en Opinión

Leí la noticia abajo, bien antigua, y me puse muy angustiado. Un joven fue preso en Cabo Frío y conducido a la ciudad de Río de Janeiro. Tenía veinte años de edad y la apariencia de setenta años. Fue la “droga que lo envejeció”.


 

Los diarios publicaron su retrato. Llamaba la atención de todos por su aspecto. Tenía los brazos y las piernas completamente deformados. Enseguida a la presentación, él confesó: “Esta droga da una ola loca por algunos segundos, pero destruye a la gente. ¡Vea cómo quedé, doctor! ¡Yo me estoy destruyendo y no puedo parar!”. Aún hoy existen muchos jóvenes que se están destruyendo por causa de drogas. Por algunos segundos o momentos de delirio, acaban perdiendo la salud, la dignidad, el porvenir, la vida.

Son esclavos del pecado que nada de bueno tiene a ofrecer a sus siervos. Cuando cambiamos los engaños del mundo por la paz y confianza en nuestros valores como seres humanos, nos ponemos libres de las tentaciones de momentos placenteros, de la muerte. Somos capaces de ofrecer paz, alegría, amor, esperanza, fe, vida sana y abundante, y un buen vivir. Pasamos a ser libres, llenos de salud espiritual y eternamente felices.

¿Qué es lo que usted prefiere: ser esclavo del mal o siervo del bien?

 

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti Salud, Amor, Paz y mucha Prosperidad .

Claudio Valerio

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Perseverancia

En sus tierras áridas, Mateus empezó a cavar un pozo.Todos sus momentos
ir arriba