publicidad.jpg

A grandes males…

en Humor - Dialoguitos

Les comparto un nuevo cuento, enviado por uno de nuestros amigos lectores, para alegrarles este domingo frío de invierno.


 

Un anciano italiano vivía solo en New Jersey. Quería plantar sus tomates como cada año, pero era un trabajo difícil ya que la tierra estaba dura. Su único hijo, Vincent, que solía ayudarle, estaba en prisión. El anciano le escribió una carta y le contó su problema:

“Querido Vincent, estoy bastante triste porque parece que este año no podré plantar mis tomates. Me estoy haciendo demasiado viejo para cavar la tierra, sé que si estuvieses aquí no tendría ese problema. Sé que te gustaría cavar por mí, como en los viejos tiempos. Te quiere, papá.”

Unos días después, el hombre recibió la respuesta de su hijo:

“Querido papá, no caves en el jardín, ahí es donde enterré los cuerpos. Te quiere, Vincent.”

A la mañana siguiente, los agentes del FBI y la policía local llegaron a la casa del hombre y cavaron todo el jardín, sin encontrar ningún cuerpo. Se disculparon con el hombre y se fueron. Ese mismo día, el anciano recibió otra carta de su hijo, que decía:

“Querido papá, ahora puedes plantar los tomates. Es lo mejor que he podido hacer en mi situación. Te quiere, Vincent”.

 

Compartila en las redes
Tags:

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Humor - Dialoguitos

Dialoguito facebookero

Un cartelito posteado en las redes sociales por Gustavo García abrió el
ir arriba