Si te gusta echar siestas, estás de enhorabuena…

en Opinión

¿Tuviste una noche difícil? Entonces, es posible que desees tomar una siesta. Los estudios demuestran que la siesta te hará sentir mejor casi de inmediato.


 

De hecho, una siesta diaria de unos 20 minutos de duración, antes de las 4 de la tarde, aumentará tu rendimiento mental, reducirá tus posibilidades de aumentar de peso y te hará sentir con ganas de un poco de amor después de la cena. ¿La mejor parte? Una breve siesta por la tarde no interrumpirá el sueño nocturno.

Aquí tienes los motivos para que comiences hoy mismo a echarte una siesta diaria:

  • Aumenta en un 100% la atención en el trabajo.
  • Agudiza los sentidos.
  • Mejora la creatividad y la calidad del pensamiento.
  • Activa una hormona natural que bloquea los químicos negativos que producen stress.
  • Aumenta la capacidad para aprender cosas nuevas.
  • Reduce la necesidad de tomar café, ya que el cuerpo y la mente están descansados.
  • Alivia el malestar y las migrañas.
  • Te hace sentir bien en general.
  • Tomarás decisiones más sensatas y acertadas.
  • Aumenta la productividad.
  • Te sentirás más joven porque regenera las células de la piel.
  • Aumenta la libido.
  • Reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora la habilidad motora, en especial de las manos.
  • Mejora la puntería.
  • Mejora la forma en que el cuerpo procesa los carbohidratos, reduciendo así el riesgo de padecer diabetes.

 

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un cordial abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, mucha Prosperidad, Amor, y Paz.

Claudio Valerio

 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*

ultimas de Opinión

Breve reflexión

Existe una gran tentación de declararnos insatisfechos con lo que hacemos y

Evitemos las discusiones

Las discusiones empiezan generalmente por pequeñeces, pero el calor de la discusión

Vientos favorables

“Soy un hombre infeliz. Todo lo que pienso hacer va mal. Cuando

La culpa

Alguna vez todos nosotros hemos hecho algo despreciable, algo que lamentamos. Pudiera
ir arriba