Mientras el próximo martes Lula da Silva podría quedar en libertad, un vecino de Ingeniero Maschwitz trae un recuerdo del brasileño.

Hace algunos años tuve el honor de ser invitado en San Pablo a un Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores, después de participar en la Comisión de Política Social del Mercosur, con los compañeros del Sindicato Dos Trabalhadores Metalúrgicos en el que Lula era secretario general.

Antes de asumir como residente de Brasil, el 5% rico disponía del 55% de los recursos de Brasil. El otro 45% entre el 95%. Un pueblo pobre sin movilidad social.

La Justicia Social que llegó con su gestión en similitud a la que mucho antes llegó a nuestra Argentina con Perón y Evita, no se la perdonaron los grupos de poder económico.

Hoy sigue preso. No nos olvidemos de este gran dirigente latinoamericano y apoyemos al pueblo brasileño.

 

 

Dr. Osvaldo Fernández

Ex diputado provincial 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*