El tiempo - Tutiempo.net

«Queda claro que la austeridad anunciada por Vidal es sólo para los trabajadores»

en General

Santiago Etchemendi, secretario general de la CGI del Bapro, apuntó entre otros contra el concejal Castagnaro, ex asesor del Banco: «En el Provincia nada cambió con el escándalo de Jorge Triaca».


 

publicidad.jpg

Desde hace unas semanas en los pasillos del Banco Provincia han aparecido denuncias sobre el aumento desmedido de asesores del Directorio encabezado por Juan Curutchet. Cobrando sumas extraordinarias algunos u otros más modestos pero sin contraprestación que se conozca de la mayoría.

Los números denunciados alcanzarían casi a 200 asesores figurando entre ellos ex miembros del Directorio de Scioli-Marangoni, un ex rugbier, Jorge Allen quien estaría cobrando más de $230.000 mensuales o personajes conocidos como Mendilaharzu, abogado de Alejandro Burzaco ligado al escándalo FIFA (hermano de Eugenio Burzaco, Secretario de Seguridad, quien estaría cobrando unos $121.000 mensuales (contrato por $1.452.000 anuales). Es conocido este abogado además por ser contratado en distintas oportunidades por Banco Ciudad y por el Gob. de CABA sin que se conozca contraprestación alguna.

Al respecto consultado Santiago Etchemendi, secretario general de la CGI del Bapro, Seccional Buenos Aires, expresó: “hemos verificado los casos denunciados, muchos se pueden corroborar en la página web del Banco, (en compras y licitaciones)”..

Pero aclaró “no obstante consideramos que son contrataciones irregulares ya que no se conoce la contraprestación que  estas personas brindan a la institución, que además no han efectuado carrera bancaria alguna ni trayectoria en el sector financiero y productivo o tienen a su vez otras actividades que impedirían realizar ambas a la vez. En criollo, son ñoquis políticos” “los trabajadores tenemos expresamente prohibido tener dos trabajos a la vez.”

Etchemendi brindó ejemplos sobre esta situación: “Hemos encontrado casos como el de Maria Gisela Candarle quien tiene firmado un contrato por $ 676.000 anuales. Acá no la vimos nunca trabajando y debe ser porque a su vez es Secretaria de coordinación de politicas judiciales del Consejo de la  Magistratura de CABA. Y otro caso muy clarito, no por el monto mensual que cobrara, sino porque se trata de un concejal, es el de Diego Ezequiel Castagnaro, concejal por el PRO en Escobar, kinesiólogo (¿asesor de un banco?), quien tuvo contrato hasta fin de año de $ 270.000 por 9 meses”.

“Hay cientos de casos, queda claro que la austeridad anunciada por Vidal es sólo para los trabajadores, pero no para la “casta política” y los amigos del poder. Y que en el Banco Provincia nada cambió con el escándalo de Jorge Triaca. Siguen dilapidando los fondos públicos con sobresueldos y nombramientos de militantes sin idoneidad. Muchos de estos casos son un práctica detestable ya que se trata de tener influencias políticas o pagar empleados propios (secretarios/as, abogados/as, etc.) con los fondos del Banco”, amplió.

“Cabe destacar que esto debería ser impedido y denunciado por el Gerente General del Banco, Daniel Alonso,ya que es el puesto por carrera que debe poner freno a las ambiciones de los políticos que dirigen el banco cada cuatro años. Hay asesores que están ocupando puestos Gerenciales a los que solo se puede acceder por carrera, casos como el de Hernan Stella y Emilia Jaime quienes vinieron de afuera de la mano de la política y se encargan de manejar el presupuesto de publicidad del banco. Resulta irónico que ambos han trasladado al delegado de base del sector porque le repulsa lo sindical y persiguen a quienes paran,  pero sin embargo además de cobrar $166.000 mensuales, no tuvieron ningún pudor en cobrar en diciembre y enero una suculenta suma como resultado de la cláusula gatillo conseguida por la lucha de los trabajadores de planta y el gremio, en paritarias. Deben renunciar, no queda otra”, agregó.

En un comunicado enviado a EL NUEVO DIGITAL, finalizó: «Esta situación de ocupar puestos gerenciales está prohibida por la reglamentación interna, donde se indica los niveles de estudios internos, puestos previos por los que se debe pasar, etc. Un contratado no puede ser Gerente, por eso acá hay responsabilidades que el gerente general está omitiendo. Debería abrirse una instrucción sumaría interna que normalice la situación ya que no se cumple con el Digesto ni el Reglamento Interno para el Personal, pero nada de esto ocurre debido a las presiones políticas de Curutchet y sus asesores que no tienen límite quienes han “ganado” la complacencia y complicidad del Gerente General para de esta forma frenar a los funcionarios que realmente defienden al banco público».

 

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de General

ir arriba