El tiempo - Tutiempo.net

Jornada de cestería y emociones entrelazadas

en Breves locales

En Punta Querandí el año occidental comenzó con un taller de cestería muy movilizador para las más de 50 personas que participaron en el territorio comunitario, ancestral y educativo de los pueblos originarios. De la mano del junco y la totora realizaron una actividad donde se entrelazaron mucho más que estas dos fibras naturales, ya que se tejió un compromiso colectivo con la defensa de Punta Querandí y de sus raíces.


Desde las 10 de la mañana del domingo, la Comunidad Indígena Punta Querandí comenzó a recibir a visitantes y amigos de localidades cercanas como Dique Luján, Rincón, Benavidez y la Isla (Tigre), Belén de Escobar y Pilar, pero también desde Flores y Villa Lugano (Capital Federal), Florencio Varela y Burzaco (zona sur), Zárate, Campana, Luján y otros distritos de la provincia.

Antes de comenzar el taller, los visitantes tuvieron un momento para conocer el Museo Autónomo de Gestión Indígena y otras construcciones del territorio sagrado y educativo, como el Opy -templo guaraní- y la Maloka -vivienda comunal ancestral- en proceso de armado.

publicidad.jpg

Luego, a partir de las 11, comenzó el aprendizaje de cestería con totora, guiado por Santiago Chara de Consejo de Ancianos de Punta Querandí y referente de la Comunidad Qom Cacique Ramón Chara de Benavidez.

“Estoy muy contento de que haya tenido mucha repercusión, que la gente haya querido arrimarse no sólo por el taller sino por la lucha, porque todos se sienten tocados por la posibilidad del desalojo”, expresó Santiago Chara, quien guió el aprendizaje junto con las integrantes de la comunidad Jésica Zalazar, María Gorosito y Soledad ‘Jasuka’ Roa.

Luego de compartir el almuerzo cocinado en el horno de barro, se hizo una ronda de presentación muy emotiva, donde muchos recordaron a sus ancestros y sus abuelos, otros hablaron de las transformaciones negativas en Tigre continental por el avance de los barrios privados y la pérdida de humedales, campos y parajes.

“Muchos hablaron con emoción porque ésta es una lucha digna que la tenemos que hacer entre todos, si no nos unimos va a ser muy difícil de salir”, evaluó Santiago.

Jasuka del Consejo de Mujeres de Punta Querandí consideró: “El encuentro de este domingo generó una conciencia colectiva sobre nuestras raíces, sobre los recursos que nos brinda la naturaleza, la importancia de la resistencia en el espacio sagrado y la necesidad de recuperar el espíritu comunitario”.

El último en hablar en esta ronda cargada de emociones fue el artesano wichí Roberto Díaz, vecino de la localidad de Victoria (San Fernando) y muy cercano a la Comunidad Indígena Punta Querandí, quien expresó: “No vinieron por curiosidad, es mentira, vinieron a reencontrarse”. Luego, nos amplió su mirada: “Cuando les toca hablar se les caen las lágrimas porque lo originario les sale de adentro y no saben cómo expresar que sus ancestros los obligan a visitar el lugar, los ancestros llaman a sus raíces para que despierten y que broten sus sabidurías”, compartió el oriundo de la Comunidad Wichí Misión Chaqueña de la provincia de Salta.

La segunda parte del taller incluyó la práctica con el junco construyendo la “sentadera” de las sillas, mientras otros continuaban con diversas creaciones en totora.

Por su parte, algunos visitantes escaparon del calor con un chapuzón en el río y se informaron acerca de la pretensión de los barrios privados de bloquear el acceso con una barrera que está a medio terminar por la resistencia de los integrantes de Punta Querandí y los vecinos del paraje rural Punta Canal.

“Fue uno de los mejores talleres que tuvimos hasta ahora y espero que más adelante seamos más”, expresó Santiago Chara, quien dejó en claro que el objetivo a largo plazo es “algún día armar una escuela y tener estos aprendizajes”. Y destacó: “Me gustó que cada uno hizo lo que expresaba su sentimiento y no era una cosa monótona donde hacen todos lo mismo o algo parecido. Cada uno sacó lo de adentro suyo: un abanico, un sombrero, un apoya pava, no nos encerramos en un solo modelo”.

“Siempre es una alegría volver a Punta Querandí y ver todo el trabajo y la lucha que se está llevando adelante para recuperar el territorio de nuestros abuelos”, dijo Alejandra Chorolque, del Pueblo Kolla, quien vino desde Zárate, es abogada y profesora de secundaria; y continuó: “Fue emocionante ver gente de diversos lugares y creo que se vivió una jornada de aprendizaje no solo de las técnicas para trabajar con las totoras y los juncos sino también el aprender a valorar y a defender esos saberes ancestrales. Fue una jornada de mucha emoción pero también de fuerte compromiso con el reclamo del territorio que en algunos meses más puede definirse a nivel judicial”.

 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

Domingo 14 de enero: Jornada de corte de kapi i’ ñaro (paja brava)

Domingo 21 de enero: Nemomgarai (ceremonia de los frutos) en el Opy. Por la tarde, dará una charla el hermano Blas Jaime de Entre Ríos, conocido como el último hablante de la lengua chaná, y se proyectará una película sobre su vida.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*

ultimas de Breves locales

ir arriba