Conocido en todo el país como «Larry de Clay», el escobarense habló con EL NUEVO DIGITAL sobre su paso por un año complejo -en lo económico- en Showmatch. «Si no era por Marcelo (Tinelli) esto se caía todo», comentó, al mismo tiempo que resaltó que sigue apoyando a Sergio Massa, aunque lejos la posibilidad de ser candidato.


Terminó la vorágine pero sigue el trabajo. A pulmón, pero trabajo al fin. Raúl Biaggioni, tal vez conocido más como «Larry de Clay» es el escobarense que juega en el Barcelona de la TV, donde todos quieren estar. Con un papel menos relevante pero no por ello secundario, Biaggioni se sienta cada noche desde hace 22 años a metros de Marcelo Tinelli. Pero no es todo lo que es. «Desde que me recibí del Conservatorio, siempre quise ser actor, nunca quise ser famoso», repitió en más de una oportunidad en diálogo con EL NUEVO DIGITAL DE ESCOBAR.

«Fue un año muy complicado, falta mucho por cobrar. No sabemos qué va a pasar, cuando el programa estaba al aire estábamos más tranquilos, pero ahora que terminó estamos en la incertidumbre», contó Biaggioni, contextualizando el final del programa de más rating de la historia de la televisión, que tuvo (y tiene) serios problemas de financiación y que terminó este lunes con gran éxito de audiencia.

publicidad.jpg

«Si no era por Marcelo (Tinelli), se caía todo. Él se puso al hombro todo. Ojo, no hay nadie más peronista que defienda la lucha sindical que yo, todos debemos cobrar, desde el primero al último», añadió.

Raúl Biaggioni definió como una «bendición» estar 22 años ininterrumpidos con Marcelo Tinelli, «porque no es algo común en la TV del mundo», pero respecto a su trabajo de verano mencionó que es «más artesanal. Yo lo autoproduzco».

«La gente piensa que uno es millonario, que vivimos en Hollywood. No me desespera estar haciendo temporada en Villa Carlos Paz y Mar del Plata, ya estuve ahí, me encantó, pero no tengo problemas en recorrer pueblos en mi auto. Ese esquema lo tengo armado desde hace años», declaró «Larry», mientras cuida a su padre, militante peronista que llegó a ser presidente del Concejo Deliberante en los ’80.

«Yo nunca quise ser famoso, quise ser actor. Estuve veinte años así hasta que entré a la TV. Hace 42 años que vivo de esto sin estar en ningún quilombo (SIC) gracias a Dios. No los juzgo a los que hacen ese camino, yo hago otro camino», explicó.

Este verano estará cada lunes junto al mago Gustavo Raley por quinto año consecutivo en La Falda, Córdoba, mientras que el resto de los días hará otro espectáculo, también con el oriundo de Quilmes, denominado «De todo un poco», en el que recorren distintas ciudades del interior.

 

«De candidato no»

 

La charla con Biaggioni también incluye a la política. A su pasión por la actuación hay que sumarle la militancia, que mamó desde chico por su padre. Larry fue electo concejal en 2005 bajo la línea del Frente para la Victoria. Fue segundo candidato de Luis Carranza, obteniendo el 33,79% de los sufragios.

En 2007 tomó su propio camino, ya sin Carranza, y se postuló para intendente por el Movimiento Hacer por Buenos Aires. Salió cuarto, logrando el 9,13% de los votos, muy cerca de meter algún concejal.

«De candidato no, pero sí acompañando a Sergio Massa», responde el actor al ser consultado sobre su futuro en la política. «Me dedico a hacer tareas solidarias, coherentes con la ideología que tengo. Este año tuve tres distinciones por el tema de la solidaridad. Sigo con mi programa de los domingos en FM Late, que se llama Late x vos», amplió.

«Hay que ayudar a la gente y no con palabras. Estoy con Sergio Massa desde 2012 y lo voy a seguir acompañando», agregó. ¿De Néstor Kirchner qué opina? «Recuerdo cosas buenas y cosas muy malas que ahora están saliendo a la luz. Pero él no está y no se lo puede juzgar».

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*