La diputada nacional por Escobar declaró que debió acompañar a su esposo horas antes de votar y que al regresar, la sesión había concluido. «Fue una cuestión de fuerza mayor», manifestó.


La diputada nacional Laura Russo hizo declaraciones luego de la histórica sesión especial del Congreso, en el que se aprobó por diez votos la reforma tributaria. La escobarense, que debió salir de la Cámara Baja para socorrer a su marido, destacó que «en esta tarea y vocación de servicio, los que conocen a Ariel saben que siempre deja todo y a veces pasan estas cosas».

«Durante muchas horas intentamos que el oficialismo escuche y haga un cuarto intermedio. En cinco oportunidades más de 100 diputados pedimos una postergación del tratamiento de la ley atento a los graves incidentes y a la represión que ocurría en las calles. Lamentablemente no fuimos escuchados y perdimos las votaciones de las mociones que íbamos presentando uno y otro bloque», recordó.

publicidad.jpg

«A la madrugada, mi compañero Ariel sufrió una descompensación que fue excelentemente atendida en nuestra UDP Municipal y gracias a Dios y a todo el personal luego de unas horas de internación se está recuperando con tratamiento médico», añadió.

«Fue una cuestión de fuerza mayor. En esta tarea y vocación de servicio, los que conocen a Ariel saben que siempre deja todo y a veces pasan estas cosas», aclaró.

Previo a su regreso a la sesion (continuaba por la tarde) resaltó: «Queremos agradecerles a todos las muestras de afecto y decirles que no bajamos los brazos, nunca. En un rato vuelvo a la cámara para seguir trabajando junto a mis compañeros».

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*